Educación a distancia genera preocupación en padres de familia

Excesivas cargas de trabajo y falta de tiempo son las principales quejas por parte de los padres de familia de Baja California Sur, en la educación a distancia.

Como es bien sabido, la educación presencial se vio modifica desde el mes de abril en la entidad, derivado de la pandemia por Covid-19, fue por ello por lo que desde entonces a la fecha las niñas, niños y jóvenes de Baja California Sur, han recibido su educación desde casa apoyados con clases televisadas, en línea y a través de aplicaciones, como parte de la disposición que las autoridades federales tomaron para no perder el ciclo escolar y evitar así mayores contagios de Covid-19.

Sin embargo, ante el nuevo modelo de trabajo, muchas han sido las inquietudes y preocupaciones de los padres de familia, debido a que la educación queda en gran medida ahora en manos de los tutores o padres de familia, por lo que lo tiempos de entrega y cargas de trabajo han sido las quejas más recurrentes, así fue como lo externó, Óscar Montaño, presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia de Educación Básica en Baja California Sur.

“En cuanto a los trabajos que se dejan, a los tiempos de respuesta, son los problemas los hemos sacado adelante, pero, esos han sido lo más quejoso por parte de los padres de familia.

Las excesivas de cargas, porque ellos obviamente tienen que estar al pendiente de su hogar y aparte estar al pendiente de la educación de los niños, checando a diario cómo se está llevando. Entonces, sí es bastante tedioso para algunos y más cuando se tienen de diferentes niveles en un hogar. Son de las quejas que más se han tenido por parte de los padres de familia”, compartió.

Insistió al decir que, este nueva forma de trabajo ha sido sumamente complicada para todos los actores que forman parte de la educación de las niñas, niños y jóvenes sudcalifornianos, dijo, seguirá siendo parte de un proceso en el que deberán seguir colaborando padres de familia, directivos y supervisores como hasta ahora ha sucedido para no desatender la educación de los niños.

“La verdad ha sido algo bastante difícil para los padres de familia y uno también los comprende, porque, es la primera vez que trabajan de este modo. Ya ahorita poco a poco se ha ido sacando, cada vez son menos los problemas que tenemos.

Cuando comenzamos esto, la verdad sí fue un caos, hubo infinidad de problemas y ya ahorita a estas alturas, la verdad todo se ha ido perfeccionando un poco más y ya los padres están acostumbrando, pero, si ha sido un problema fuerte, si han sido de las quejas que más se han tenido por parte de padre de familia hacia los docentes, en cuanto al número de trabajos que se han tenido, pero se han aminorado bastante, obviamente con el apoyo tanto de docentes directivos y supervisores”, refirió.

Foto: Bismarck Moyrón

Los comentarios están cerrados.