El Cirujano Carnicero

AMLO

Nuestro país va a salir adelante, lo hará a pesar del rezago acumulado durante tantos años, lo hará a pesar del brutal descalabro que le significó la pandemia del Covid con sus secuelas destructivas en la economía, en la salud, en la educación y en casi todos los ámbitos de la vida nacional. Saldremos adelante a pesar de la insoportable estupidez y mala leche que “gobierna” la vida de este país desde palacio nacional.

Los desplantes, las barbaridades, la ignorancia y negligencia de las que cada día somos testigos los mexicanos rayan en lo criminal. ¿Exageración? Van cuatro botones de muestra.

  1. Feminicidios. Ya chole con sus feminicidios dijo el señor que despacha en la titularidad del Poder Ejecutivo Federal, también recordamos su desafortunada frase de “hoy no vamos a hablar de los feminicidios, sino de la rifa del avión” U otra: “Esto de los feminicidios antes no existía, es algo reciente para dañar a nuestro movimiento”. De ese tamaño la estupidez. Casi afirma que las mujeres se dejan golpear, violar y matar para hacerlo quedar mal a él.
  2. Niños con Cáncer. Mismo caso, otro obtuso razonamiento: las farmacéuticas manipulan a los papás de los niños con cáncer para hacer quedar mal al creador de la cartilla moral. Dime de qué presumes y te diré de qué careces. En la presidencia de la república no hay hoy ética, moral, respeto a la ley ni progenitora.
  3. Vacuna a los Médicos: Su declaración en la mañanera de ayer no tiene pierde: "(Los médicos privados) convocaron a una manifestación, no reunieron gente. Y no es que yo esté en contra de ellos, es que no es justo el querer decir 'a mí me vacunas', ¡no! Si no te corresponde, no. Ah, pero como soy médico y me pongo mi bata blanca voy a los medios de comunicación, voy al REFORMA, voy al Universal, voy a los programas de radio. Qué barbaridad cómo no van a vacunar a los médicos... pues tenemos que vacunar a los adultos mayores, son los más vulnerables". De ese tamaño la estulticia. Si hay un sector que ha actuado con heroísmo en México son los médicos, han arriesgado la vida para salvar la de otros… y han muerto como moscas, debido, en mucho, a la negligencia y miseria intelectual del que despacha en palacio.
  4. Salgado Macedonio. Como gato en regadera defiende a su compadre, el ruin, cobarde, abusador, machista, bravucón y sátrapa Félix Salgado Macedonio; con el hipócrita argumento de que “decida el pueblo” quiere saltarse la ley y a toda costa imponerlo. Miles de mexicanos le han manifestado su auténtico repudio y al señor le importa poco; como con Bartlett, como con Napoleón Gómez Urrutia… favores muy grandes les debe a estos personajes, como para verse tan desesperado defendiéndolos.

En fin, todos estamos conscientes de que la corrupción le costó mucho al país, es como un tumor canceroso, pero sin duda nos está saliendo más caro el remedio que la enfermedad.

No se ha llevado ante la justicia a ninguno de los grandes corruptos (más que a Robles, pero eso por vendetta personal, como algún día pasó con Elba Esther o con la Quina); no se ha erradicado la corrupción del gobierno, un gobierno opaco y mentiroso y, además, el cirujano no sabe operar, pues para extirpar y acabar según él con el cáncer de la corrupción está agarrando a puñaladas al paciente.

Pero México va a salir adelante, a pesar de ello. A pesar de tanta estulticia. Ahí sí como dicen: No somos iguales.

Comparte