El Médano de CSL convertido en Tierra de nadie

El Médano de CSL convertido en Tierra de nadie

En los últimos meses y a pesar de la pandemia, la zona de El Médano se ha convertido en un lugar donde impera la ingobernabilidad, pululan todo tipo de vendedores ambulantes ofreciendo, alimentos de diversos tipos, música, plata, prendas de vestir, inflables, música de conjunto, sombreros, tatuajes, prestaciones acuáticas, puros, elaboración de trenzas para el cabello, masajes en plena orilla del mar, muchos de ellos sin permiso de la autoridad, por lo que convierten la zona emblemática de Cabo San Lucas en una “franja de Gaza” o “tierra de nadie”.

El Médano de CSL convertido en la tierra de nadie

En un recorrido realizado en la playa más visitada de Cabo San Lucas, se observa la anarquía en su máxima expresión y la manera en que vendedores ambulantes con y sin permiso invaden la Zona Federal Marítimo Terrestre, impidiendo que el turista desde los camastros disfrute de las bellezas del mar, lo único que se ve a primera vista, es el muro de personas ofertando de manera insistente todo tipo de productos.

De igual manera puede verse que los vendedores ambulantes uniformados al ver la dura competencia desleal de quienes sin permiso acuden a la playa a vender cualquier cosa y ofrecer peinados, aguas y masajes, se colocan muy cerca de la zona hotelera para estar semifijos ofertando su mercancía, cosa que no debe ser así, al contrario deben estar en constante movimiento.

 El Médano de CSL convertido en la tierra de nadie

Lo más delicado que se pudo observar es que algunos comerciantes ambulantes hacen caso omiso a las indicaciones de las autoridades de salud, primero en no hacer uso del cubrebocas y segundo no guardar la sana distancia, tal el caso de las masajistas que caminando con sombrilla en mano y tapete recorren la playa en busca de a quien darle un masaje de 40 minutos por 20 dólares, ya sea alguna área específica del cuerpo o todo completo.

De igual manera las mujeres que ofrecen la elaboración de trenzas van con sombrilla en mano y con un catálogo de diferente tipo de trenzas, “braids” como dicen en su pequeña publicidad que llevan consigo mientras caminan por la zona hotelera y restaurantera de la playa icónica de Cabo San Lucas, El Médano.

Una de las observaciones es que hay vendedoras ambulantes que van acompañadas de menores de edad, incluso al estar haciendo la investigación de las actividades realizadas en la playa; mismas que son demasiadas para la cantidad de turistas, una menor con sombrero y de complexión robusta se acercó a ofrecer sus artesanías.

Algo que llamó la atención es que en las sombrillas donde están las masajistas, las que venden agua y hacen trenzas, y que no están uniformadas se concentra una cantidad importantes de personas debajo de la sombra sin acatar las disposiciones de salud en cuanto al uso de cubrebocas y sana distancia, ahí es donde llegan también los menores de edad a hacer base por un rato, para después continuar con su recorrido debajo de los rayos del sol.

 El Médano de CSL convertido en la tierra de nadie

De acuerdo a la manifestado por uno de los meseros de conocido negocio turístico, ubicado en la zona que denominó tierra de nadie, dijo que las personas que no tienen permiso y se colocan debajo de las sombrillas para dar masajes o hacer trenzas, son los denominados “halcones” y avisan a los vendedores que no tienen autorización del gobierno para trabajar, cuando la autoridad llega hacer operativos, mismo que son muy raros en esta administración.

Y como la cereza en el pastel, se ve como las personas que venden todo tipo de cosa, se acercan a los turistas para cuestionar si el alimento que tienen en la mesa se va a consumir, sino para que se los regalen, incluso el vendedor trae ya consigo el recipiente para llevarse lo que el comensal dejó.

Comparte