Presa el Zapotillo no inundará pueblos de Jalisco

Tras 16 años de defender su territorio, los pueblos jaliscienses Temacapulín, Palmarejo y Acasico, lograron evitar la inundación de los pueblos.

Lo que el gobierno federal buscaba era poner en funcionamiento a la Presa El Zapotillo a un nivel superior a los 40 metros, lo cual ponía en riesgo a los pueblos antes mencionados.

Te puede interesar: Destraban conflicto de presa El Zapotillo

Los pobladores y el gobierno llegaron al acuerdo de hacer adecuaciones a la presa además de garantizar el abasto de agua para la zona metropolitana de Guadalajara.

 

Plan de desarrollo integral para los pueblos de Acasico, Palmarejo y Temacapulín

Estos acuerdos se llevaron a cabo durante el Plan de Desarrollo Integral para los Pueblos de Acasico, Palmarejo y Temacapulín, en el cual participaron los pobladores afectados así como el presidente Andrés Manuel López Obrador y su gabinete.

Los pobladores entregaron al presidente un pliego petitorio en el que se pide la reparación integral de los daños además de acuerdos para lograr un seguimiento de la obra de la presa El Zapotillo.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se cumplirán los 15 puntos, y agregó que creará un fondo que fortalecerá los programas destinados al bienestar de la región.

Asimismo dijo que entregará dinero directamente a los pobladores para proyectos relacionados con la construcción o reparación de hogares en Acasico y Palmarejo, los cuales se encuentran en ruinas al ser desplazados sus pobladores.

 

Comisión Nacional del Agua (Conagua)

La Conagua se comprometió con los pobladores a mantener la cortina de la presa a 80 metros de altura, y el agua a 40.

También se construirán seis ventanas vertedoras en la cortina en caso de lluvia extrema; estarán ubicadas entre 40 y 49 metros de altura, y tendrán una altura de 9 metros.

 

Gobernador Enrique Alfaro

A pesar de no ser bienvenido por los pobladores, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, estuvo presente en los diálogos.

El gobernador no participó en el desarrollo del plan; incluso fue abucheado. Sin embargo, al finalizar el evento se dijo satisfecho por los acuerdos logrados:

“Todo el trabajo que se va a tener que hacer para la conducción a la ciudad de Guadalajara y aportar tres metros cúbicos por segundo desde esta presa, desde el río Verde a nuestra ciudad que nos hace muchísima falta”, señaló Enrique Alfaro.

Los comentarios están cerrados.