Proceso electoral no debe afectar a administración pública

Síndico municipal de Los Cabos

Derivado de la participación en la contienda electoral a efectuarse, el próximo 06 de junio, la plantilla laboral del Ayuntamiento de Los Cabos, ha empezado a mermar, por ello, Mario Alejandro Fernández Briseño, síndico municipal, llamó a que las decisiones personales no afecten la labor de la administración.

Reveló que está preocupado en el actuar de los trabajadores del Ayuntamiento, puesto que se observa de manera continua en eventos políticos; por lo que solicitó la comparecencia del Director Municipal de Recursos Humanos, pues si bien están en todo su derecho, los lineamientos y las formas se deben de guardar.

“Es importante conocer, es importante que las áreas nos consideren como máxima autoridad a nivel municipal, como máximo órgano y para nosotros es preocupante porque los vemos activos en campañas y desconocemos realmente, si siguen siendo funcionarios, o si tienen licencia autorizadas y quien las autorizó o bajo qué requisitos o fundamento legal lo hicieron”, expuso.

Destacó que, si bien hasta el momento las funciones de la administración no se han visto afectadas, puesto que hay áreas que se mantienen dando resultados desde siempre, tales como Servicios Públicos, Obras Públicas, Tesorería, Contraloría Municipal y la misma Sindicatura es importante que las Comisiones no dejen de supervisar el trabajo de las direcciones y sus ejecutivos para evitar caer en desacatos.

Así mismo y ante tanto al cambio partidario de coordinadores, directores y la misma alcaldesa hoy con licencia, se le cuestionó si la presente administración continúa siendo "Morenista”, a lo que dijo:

“Efectivamente, nosotros llegamos aquí por un partido político, en este caso la mayoría somos de Morena, sin embargo, al llegar nos tenemos que convertir de forma institucional”.

Lo demás, puntualizó, son cuestiones personales que no deben de afectar a la institución y mucho menos a las personas que son valiosas para la administración quienes hoy están siendo sujetas a rencillas por no compartir ideologías.

Foto: Julio Parra

Comparte