Elementos de la GN son agredidos por caravana de migrantes en Chiapas

Una caravana de migrantes protagonizó enfrentamiento contra elementos de la Guardia Nacional, sobre la carretera de Pijijiapan-Tonalá, Chiapas, a través de redes sociales un usuario compartió un video en el que se muestra a los migrantes amedrentando con palos y piedras a los uniformados. Se reportó que 5 agentes fueron hospitalizados entre ellos cuatro hombres y una mujer, debido a las lesiones que presentaron en diversas partes del cuerpo.

De acuerdo al testimonio del hombre que transmitió en Facebook, el enfrentamiento surgió luego de que los agentes uniformados detuvieran de manera “brutal” e “indiscriminada” a cerca de 40 migrantes que salían desde Tapachula, incluyendo mujeres y niños. Recalcó que entre los afectados se encontraba una mujer en silla de ruedas y una niña que fue tomada del cabello y lanzada hacía un comboi.

En el video se muestra al grupo de migrantes lanzando piedras y palos contra 50 elementos uniformados que se resguardaban de los ataques, mientras retrocedían al ser agredidos de manera física y verbal.

El hombre narró que tuvieron que continuar con su trayecto caminando, debido a que limitaron la entrada a Tapachula, en donde los centroamericanos eran detenidos y violentados por la Guardia Nacional, por lo que tuvieron que repeler el avance de los uniformados.

En las imágenes se puede observar a los elementos retirándose mientras el grupo de migrantes avanzaba hacia ellos amedrentándolos, algunos alcanzaron a subirse a los vehículos, mientras otros caían al suelo o eran bajados a la fuerza. Pese al esfuerzo de los uniformados de retirarse, lograron bajar a un elemento que ya estando en el piso, recibió patadas y golpes por parte de los migrantes, mientras el resto de los vehículos avanzaba, dejándolo solo. Otros más lograron subir de nuevo a los vehículos y huir del lugar.

Posteriormente se muestra a un grupo de centroamericanos y medios de comunicación que documentaban los hechos, intentando reanimar a un agente que estaba tendido sobre la carretera ya inconsciente, debido a los golpes que recibió durante la trifulca; para este momento, ya se habían retirado los demás elementos. Los reporteros que se encontraban auxiliando al hombre, les repetían a los migrantes que no tenían que agredirlos, pues solo estaban haciendo su trabajo.

“El señor recibe instrucciones. Es un trabajo más para ellos, no hay por qué agredirlos”, dice un reportero.

Hasta el momento no se desconoce el estado de salud de los elementos que se encuentran recibiendo atención médica.

Los comentarios están cerrados.