Elon Musk planea fabricar robots humanoides para trabajar en Tesla

Elon Musk se distingue por ser uno de los empresarios más exitosos en la actualidad. Más allá del dinero que ha hecho a lo largo de los años se ha ganado el respeto por seguir sus sueños, sin importar lo imposibles que parezcan.

Así ha conseguido ser el dueño de una empresa espacial que planea llegar a Marte, un sistema capaz de intervenir el cerebro y autos eléctricos de superlujo veloces. Precisamente para esa última compañía, Tesla, ahora su próxima misión será crear robots humanoides para realizar diversas tareas.

Musk dio a conocer que Tesla está trabajando en el desarrollo de un prototipo de robot que comenzará a probar “en algún momento del próximo año”.

El robot humanoide al que han llamado Tesla Bot aprovechará la experiencia de Tesla en términos de máquinas automatizadas en sus fábricas, así como algunos de los equipos y tecnología que impulsan el asistente de conductor Autopilot de la compañía.

Musk reveló dibujos del robot en el “Día de la IA”, evento que realizó con la intención de mostrar algunas de las tecnologías de inteligencia artificial y supercomputadoras en las que está trabajando con el objetivo de algún día alimentar los autos autónomos. La compañía incluso mostró una versión del robot, pero solo se trataba de un maniquí en el escenario, que no funcionaba.

De acuerdo con lo mostrado, el modelo medirá alrededor de 1.70 metros de alto pesará unos 56 kilos y su cara será una pantalla en donde mostrará información importante.

¿Un riesgo?

Más allá de la forma y las capacidades de los robots, algo que está llamando la atención es que Musk se ha pronunciado en contra de dotar a este tipo de desarrollos con Inteligencia Artificial, pero en este caso planea hacerlo, a pesar de los “riesgos” que él mismo ha señalando.

Al respecto el empresario afirmó que Tesla Bot está “destinado a ser amigable y a navegar a través de un mundo construido para humanos”.

Sin embargo agregó que la compañía está diseñando la máquina a un “nivel mecánico” para que sea posible “huir de ella y, lo más probable, dominarla”. Por ejemplo solo podrá moverse a un máximo de 8 kilómetros por hora y cargar un poco más de 20 kilos.

También dijo que los robots estarán diseñados para manejar “tareas que son inseguras, repetitivas o aburridas”, para los humanos. Además será capaz de responder a tareas simples como “recoge ese tornillo”. Y con el tiempo podrían ser un compañero en casa que realice actividades como ir por la despensa.

No obstante hay que decir que la historia de Tesla está plagada de ideas fantasiosas que nunca se realizaron, como una red de supercargador alimentada por energía solar o baterías intercambiables, así que hay dudas sobre si el bot en realidad verá la luz en algún momento. Incluso, cuando se le preguntó a Musk sobre la posibilidad de que ingrese de lleno a la industria de la robótica, dijo “tendremos que ver”.

Aun así Musk cree que Tesla ya es una compañía muy metida en la robótica.

“Básicamente, si piensas en lo que estamos haciendo en este momento con los automóviles, Tesla es posiblemente la compañía de robótica más grande del mundo porque nuestros autos son como robots sobre ruedas”.

Añadió que la razón de su afirmación es que con la computadora de conducción autónoma completa y todas las redes neuronales los autos serán cada vez más capaces de reconocer el mundo, entendiendo cómo navegar, “tiene sentido poner eso en una forma humanoide”, afirmó.

Los comentarios están cerrados.