En BCS cada dos días una niña se convierte en madre

Informaron en conferencia de prensa el Ismujeres y las consultoras Heddy Villaseñor y Alejandrina García, en el marco del lanzamiento en el estado de la campaña #Yo decido, para prevenir el embarazo en adolescentes

En Baja California Sur durante el 2020 cada dos días una niña o una adolescente fue madre, registrándose ese año 827 nacimientos en adolescentes de 10 a 19 años de edad, cifras alarmantes y que preocupan porque las niñas están siendo madres sin elección, advirtieron en conferencia de prensa en el marco del lanzamiento de la campaña #YoDecido, para prevenir el embarazo en adolescentes.

Esta campaña es implementada por el Instituto Sudcaliforniano de las Mujeres a través del Fondo para el Bienestar y Avance de las Mujeres (Foban) y de la consultora Heddy Villaseñor y en colaboración con la Asociación Civil Feminista que preside Alejandrina García Rojas.

Heddy Villaseñor, consultora independiente en temas de salud sexual y reproductivo, informó que el lanzamiento de la campaña es un respaldo y una aportación que se está haciendo desde Los Cabos para las políticas públicas estatales y nacionales de prevención del embarazo adolescente y es una estrategia nacional que en todas las entidades federativas se llevará a cabo.

En BCS cada dos días una niña se convierte en madre

Compartió la historia de Calafia jovencita de 13 años de Los Planes, Baja California Sur que falleció. Un día un vendedor foráneo violó a Calafia, fue por asalto y huyó, al enterarse los hermanos la escondieron por vergüenza y la pusieron a hacer tareas domésticas sin ningún contacto con el exterior, a los 9 meses la adolescente inició con dolores de parto y sus hermanos por temor al qué dirán esperaron varias horas hasta llegada la noche para trasladarla al hospital, demasiado tarde, con fiebre generalizada la joven murió en el camino. Calafia tenía 13 años y falleció. Una historia verídica, solo cambiaron el nombre.

Por ello observó Villaseñor es necesario que la sociedad tome conciencia, de que esto está pasando el en estado y que el embarazo en las adolescentes no solo es un problema de salud pública, sino un problema de justicia social, de pobreza y es un indicador de que el estado mexicano y la misma sociedad ha fallado y por ello la importancia de implementar estos programas preventivos.

La segunda década de la vida no es para traer hijos al mundo, mucho menos por las niñas de 10 a 14 años, ni para tener hijos, ni matrimonios forzados, por eso la importancia de hacer esta política pública realidad en todo Baja California Sur.

En BCS cada dos días una niña se convierte en madre

La representante del Ismujeres, Maria Alejandra Maldonado Becerra, dijo que la meta al 2030 es reducir la tasa de fecundidad en adolescentes y erradicar la maternidad entre 10 y 14 años de edad, reiterando la importancia del lanzamiento de esta campaña porque la situación de los embarazos en adolescentes y niñas es un problema que a todos nos repercute.

Correspondió a Alejandrina García Rojas, asociada de Salud Integral para la Mujer y de la Asociación Civil Feminista compartir estadísticas, destacando que una peculiaridad que sucede en el estado es que de las mujeres que viven casadas, matrimonio o unión libre, durante 2020 el 23.3% se casaron antes de los 18 años, hay cultura de casamiento temprano, por elección, embarazo o familias les decidieron un matrimonio, estas características hacen que la segunda década de su vida estén dedicadas a maternar, cuando deberían estar asignando a realizar proyectos que le permitan a tener una mejor calidad de vida. 

El fondo de población para Naciones Unidas junto con Conapo hizo un estudio para entender cuánto le cuesta a México el embarazo en la adolescencia, ese estudio ve que pasa con que una mujer sea madre en la adolescencia, cuál es el costo en dinero, hay deserción escolar, no termina los estudios; si esto pasa acceden a empleos menos remunerados o no formales que no tienen asistencia social, fondo de retiro .

En dinero, el embarazo adolescente y la maternidad temprana le cuesta a México 63 mil millones de pesos, con esos recursos México pudiera construir  21 hospitales generales equipados en un año o 9 mil 600 escuelas cada año.

Un embarazo en adolescentes para familias mexicanas representa invertir 2 mil millones de pesos para atender el embarazo y parto, concluyó.

Los comentarios están cerrados.