“Empresas necesitan tiempo para adaptarse a la Ley de outsourcing”

Después de que el 31 de agosto se cumpliera el plazo para que las empresas se adaptarán a la nueva Ley Outsourcing, Gustavo Díaz, representante de Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en BCS, señala que ha hecho falta tiempo para que las empresas se reorganicen, en parte por las condiciones impuestas por la pandemia. 

Recordó que el sector empresarial ha pedido prórroga al Congreso de la Unión, para que la ley tenga efecto hasta del primero de enero del 2022 y es que actualmente toda empresa que busca realizar contratación laboral u ofrecer servicios bajo la modalidad de outsourcing, se está inscribiendo en el Registro de Prestadores de Servicios Especializados u Obras Especializadas (Repse), de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, pero a la fecha más de la mitad no ha recibido respuesta, sobre si son aprobadas o no.

Compartió que en el país, a este padrón público de contratistas, se han inscrito más de 90 mil empresas, pero solo un poco más de 38 mil han recibido una respuesta, sea favorable o no, particularmente en BCS entre 205 y 300 están en esta situación, misma que las pone en un estado de vulnerabilidad, así como a las personas que emplean. 

Por ello, reiteró lo importante que consideran tener una prórroga para poder terminar de acoplarse al esquema marcado por la nueva ley de outsourcing, además de que la implementación de la ley fue muy rápida y hoy en día los trámites ante gobierno se han vuelto muy lentos debido a la contingencia sanitaria, los esquemas de trabajo de las empresas gubernamentales como privadas han cambiado y eso ha obstaculizado también los procesos de transformación.

 

Los comentarios están cerrados.