En penumbras cancha de futbol Fonatur

Jóvenes futbolistas dan su opinión respecto a la falta de alumbrado público en la cancha de Fonatur y las cosas que pueden mejorar a futuro

La cancha de fútbol rápido Fonatur, ubicada a la zona turística de San José del Cabo es un sitio en el que diariamente jóvenes y adultos buscan de pasar el rato, poder patear el balón y sin olvidar que los sábados hay torneos matutinos que se han implementado desde hace ya muchos años atrás, por esos y otros motivos más, es que se ha convertido en un campo representativo para la comunidad futbolera.

Para el público en general es uno de los mejores lugares para practicar fútbol por lo que la zona representa, y por qué en general, el complejo está en buenas condiciones pero no todo es miel sobre hojuelas, dado qué hay ciertas imperfecciones que afectan la experiencia deportiva de todo aquel que se da cita y todo eso gira en torno a la iluminación, un problema que se ha denunciado pero que la queja sigue sin ser atendida, algo que ya empieza a molestar a las personas que visitan la cancha frecuentemente.

Dos jóvenes que se encontraban en las gradas, fueron los que nos pudieron hablar más profundidad sobre el tema y por medio de la experiencia de ambos, nos dieron sus opiniones personales del complejo respecto a que tan bueno les parece y que mejorarían a futuro.

En líneas generales, realmente casi todo está en orden, les agrada poder jugar ahí por lo seguro que son los alrededores, por el movimiento de unidades policíacas y agregando que no sienten preocupación en ningún momento. 

El espacio cuenta con lo suficiente para poder jugar sin ningún problema, inclusive calificándola con un 10 y un 8.

Pero todo el problema nace a raíz de las lámparas, algo que lleva mucho tiempo sin ser arreglado, a lo que los chicos nos explicaron que a partir de una cierta hora por la tarde cuando el sol comienza a desaparecer y la noche se asoma, es totalmente imposible continuar con las acciones de juego, teniendo en cuenta que no hay iluminación no se puede apreciar absolutamente nada, lo que obliga a todo aquel presente a retirarse.

Ya son muchas las personas que exigen un cambio con las lámparas y que la cancha reciba la atención debida para poder continuar los juegos nocturnos, porque muchas veces es cuando más gente se acumula por el hecho de no sentir tanto calor o porque simplemente es cuando mejor se les acomoda en cuestión de tiempos, motivo por el cual no pueden seguir jugando en penumbras.

Los comentarios están cerrados.