En riesgo de cancelarse el proyecto de la desalinizadora

El 30 de septiembre es la fecha límite, la última prórroga que autorizó el Fonadin, para tener ya las bases de licitación de la desalinizadora para Cabo San Lucas ya publicadas y ponerlas a disposición de los participantes, para que las adquieran y puedan participar en este proceso, de no cumplir con estos tiempos, el proyecto de la desaladora para agua de mar con inversión de un mil millones de pesos puede quedar cancelado.

Así lo informó el tesorero municipal, Rigoberto Arce Martínez, quien recordó que el proyecto data desde hace 7 años y el propio Congreso del Estado, tuvo que votar una prórroga también, porque ya había fenecido la propuesta de la administración anterior en el 2018.

“También es necesario considerar que para el 30 de septiembre debemos de tener las bases de licitación ya publicadas, no esperar hasta el 30 para que se tome un acuerdo, la prórroga es para emitir las bases de licitación, ponerlas a disposición para que las adquieran las empresas participantes”, reiteró.

Al preguntarle si el proyecto no se logra aprobar en el Congreso del Estado ante el conflicto que se vive antes del 30 de septiembre, qué es lo que pudiera ocurrir, respondió:

“ Si esto no se da, se puede cancelar el proyecto”.

Abundó que el proyecto de la desalinizadora, ha tenido riesgos, porque ha brincado de una administración federal a otra, el presidente de la República la sostuvo a pesar de que viene desde hace 7 años y hoy con la pandemia tiene el riesgo de que pudiera ser cancelada.

Por lo tanto observó que son términos fatales que se tienen que cumplir, pero el Ayuntamiento le está apostando a que pueda ser aprobado el proyecto, en el actual periodo de sesiones, antes del 30 de septiembre.

Los comentarios están cerrados.