Las enseñanzas de nuestros migrantes

PARA EL FIN

Un país fracasa cuando sus habitantes se ven en la necesidad de huir a otro lugar por hambre; por inseguridad o por falta de oportunidades.

Un país fracasa cuando uno de sus principales ingresos son las remesas de los paisanos radicados en el extranjero.

Los gobiernos deben saber leer y comprender los mensajes de los migrantes.

Los gobiernos deben reaccionar ante las enseñanzas que los paisanos nos muestran sobre la ruta y el destino a seguir.

Esos caminos abiertos por ellos a fuerza de sangre, sudor y lágrimas, debieran ser el faro para orientar a cualquier político.

Por elemental sentido común, los gobiernos deben entender cuál es el modelo económico y social que han preferido y prefieren los mexicanos. Ellos ya lo han decidido.

Durante más de 100 años, los migrantes de todos los niveles sociales, principalmente los pobres, nos han mostrado el prototipo de país al que debemos aspirar.

¿Los mexicanos buscan migrar hacia el norte o hacia el sur?

Lo dejamos para el fin.

Los comentarios están cerrados.