“Estudiantes deberían elegir cómo quieren estudiar”

Con el fin de que los alumnos no perdieran el año escolar, ni los aprendizajes y conocimientos necesarios, algunas instituciones desde lo particular buscaron la manera de construir las estrategias y herramientas necesarias para que los  alumnos pudieran salir adelante.  

La doctora Judith Moreno Berry, rectora de universidad privada explicó que desde un año antes de la pandemia, la institución ya contaba con las estrategias definidas y probadas para cambiar al sistema en línea, lo que ayudó a no suspender las actividades escolares de los alumnos por causa de la crisis sanitaria, logrando con ello salvaguardar el año escolar, pero sobre todo el aprendizaje significativo de los estudiantes.

Añadió que la actualización y capacitación a docentes ha sido permanente y modificada paulatinamente, ya que las condiciones inciertas en las que vivimos así lo exigían y lo seguirán requiriendo por un buen tiempo.

Por lo anterior expresó que dado a los esfuerzos que se han realizado, con el fin también de garantizar la salud de alumnos y del personal docente, la universidad no regresará a clases presenciales hasta que la condiciones sanitarias lo permitan.

“No puedo hablar por los demás, pero en la universidad sabemos que mientras no alcancemos el nivel de seguridad aceptable que garantice la conservación de la vida y los derechos humanos de nuestros alumnos, docentes y personal administrativo seguiremos en línea”.

Explicó que el nivel de alerta sanitario en el que se encuentra el estado de Baja California Sur, indica que los contagios por Covid-19 aún no han sido controlados, ya que actualmente son los más jóvenes quienes sufren las consecuencias de esta enfermedad.

La Doctora expresó que en este contexto lo ideal es que los alumnos tengan el derecho de elegir un modelo híbrido, presencial o completamente en línea para su educación dejando el aprendizaje digitalizado como una opción permanente. 

“A medida que estemos más protegidos iremos trabajando el modelo híbrido que consiste en que cada universitario o universitaria escoja libremente como quiere continuar su proceso, ya sea en línea, mixto o presencial; la universidad mundial continuará con todos los protocolos acordes al color del semáforo y calculamos que a fines de octubre quizás podríamos estar en verde y trabajando el sistema híbrido, si no hay garantías probablemente regresemos hasta el 2022” expresó. 

El cierre de las escuelas sin duda es un tema que ha afectado a los más jóvenes, quienes desde marzo del 2020 no han perdido las esperanzas de su pronta apertura, la cual se pensaba que sería en breve, sin embargo, a más de un año y medio de pandemia la fecha en que esto suceda aún parece incierta.

Foto: Bismarck Moyrón

Los comentarios están cerrados.