Un mes después, exhuman restos de Debanhi Escobar

Mario Escobar Salazar, padre de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa, señaló que la exhumación de los restos de su hija es un hecho muy poco común o inédito al menos en Nuevo León, que no hubiera sido necesario, si la Fiscalía General de Justicia del Estado hubiera realizado bien su trabajo desde un principio.

En entrevista, antes del proceso de exhumación, en el panteón de Laguna de Labradores, municipio de Galeana, expresó don Mario que esta diligencia ocurre a casi un mes de que la solicitó, misma que se retrasó porque el perito guatemalteco que participará en los estudios se contagió de Covid.

Agradeció todo el apoyo de los medios de comunicación, las redes sociales, la gente que se ha acercado a su familia y a la que ayer prendió una vela para pedir llegar a la verdad con esta diligencia que realizarán en conjunto peritos locales, nacionales y extranjeros, con autoridades del gobierno estatal y federal.

“No es un proceso común en Nuevo León, pero creemos que de alguna manera puede ser un parteaguas, muestra de que sí se pueden hacer bien las cosas”, señaló don Mario al tiempo de cuestionar “¿qué necesidad de haber llegado a este punto si se pudieron hacer bien las cosas desde un principio?.

Expuso que con este procedimiento:

“Queremos creer nuevamente en esta fiscalía, en las autoridades” independientemente de que encuentren la verdad el gobierno federal, estatal o la fiscalía.

Sin conocer exactamente todavía los protocolos para la exhumación, señaló que si llegara a estar frente a los restos de su hija, le diría, que está haciendo lo posible por encontrar la verdad:

“Yo pienso que ella hubiera querido esto porque fue una persona luchadora que buscaba la verdad, le diré que haré lo posible por encontrar esta verdad que ella siempre buscó”.

Asimismo, dijo que es muy respetable la opinión de la gente que por motivos religiosos rechaza esta práctica, que independientemente de esas voces, será un parteaguas para que las autoridades puedan encontrar la verdad, y ayudará a creer nuevamente en las autoridades. Por lo anterior, consideró, “estamos haciendo lo correcto“.

Por otro lado, expuso que en cierto modo fue bueno que el caso de su hija se haya mediatizado, para que si estamos haciendo las cosas mal las corrijamos, y si se están haciendo bien, pues no se les va a aplaudir tampoco, porque están haciendo su trabajo.

Por razones de la secretaría de la investigación comentó que no puede dar detalles de los resultados del cateo realizado el miércoles, que tuvo una duración de 12 horas. “Estábamos buscando nueva evidencia, pero después de 70 días es increíble” (que se puedan encontrar); pero bueno “tenemos la certeza y la esperanza de que así será”.

Reiteró que después de sacar el féretro con los restos de Debanhi sería trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense en el Hospital Universitario, donde trabajarán los peritos por un periodo que puede ir de 24 a 72 horas, y nuevamente proceder a la inhumación del cuerpo, al tiempo que se darán a conocer los resultados de la nueva autopsia.

Finalmente recalcó que sí tiene más confianza en este nuevo estudio que se va a realizar, porque hay coadyuvancia del gobierno federal y de peritos nacionales y extranjeros, ya que justamente se solicitó el nuevo dictamen, porque en la autopsia oficial se detectaron algunas omisiones.

Los comentarios están cerrados.