Se deben exponer las bases de contratación

En torno a las 139 bases recientemente recuperadas en la administración pública, Arandi Torres Alvares, presidenta de la Coparmex delegación Los Cabos, manifestó que estas deben justificarse, pues los deben de ser ocupados por gente eficiente y capaz, por ende, debe ser expuesto el estudio aplicado a los empleados.

Explicó que, si bien es facultad del ejecutivo municipal tomar la decisión sobre las bases sindicales al final de su trienio y actualmente se está revirtiendo las decisiones que tomó Arturo de la Rosa, muchas personas pudieran opinar que son compromisos políticos, pese que el Director de Recursos Humanos expresó que dichas personas fueron sometidas a un estudio para verificar que tienen la capacidad y que son merecedoras de ellas. 

“Yo creo que se tiene que justificar la necesidad de un puesto como en toda empresa, como en toda administración, si verdaderamente se requiere, el dicho es que si, sin embargo, lo que yo haría, por transparencia es solicitar los exámenes aplicados, las justificaciones consideradas para que toda la ciudadanía efectivamente veamos que las decisiones fueron tomadas con objetividad y no por cuestiones de ende política.

Destacó que como empresarios y conociendo el tema de la administración ya sea privada o pública, saben que esta se tiene que manejarse en base a presupuestos, y aseveró que tampoco va contra la ley el despedir a alguien que no está rindiendo o dando los resultados esperados. 

Por lo tanto, dijo, “no porque sea sindical, por el resto de la vida estamos condenados a tener que pagarle sueldo y beneficios, cada presidencia municipal puede decidir de qué persona se puede prescindir, y se tendrían que liquidar con todas de la ley, no se está diciendo que se incurra en pisotear los derechos humanos, pero como yo tengo derecho a tener un trabajo digno si aplico para ser sindicalizada mi responsabilidad son cumplir con las obligaciones que se confieren en ese puesto y si no las cumplo, se me debe despedir, y ya se ha hecho”.

Finalmente expuso que la asignación de las bases sindicales debe de estar plenamente justificada desde dos perfiles; desde la necesidad misma del puesto pues muchos de ellos se pueden eficientar ya que muchos no se requieren, y que sean personas que sí cumplan con el perfil necesario para ocupar cierto puesto pues de sus actividades, desempeño y resultado depende el bienestar de la sociedad, la administración pública ya que los servicios dependen de su eficiencia, por ende la población no tiene por qué estar pagando sueldos de alguien que no tiene la capacitación.

 

Foto: Julio Parra

 

Los comentarios están cerrados.