Familiares de desaparecidos son víctimas de extorsión

La desaparición de una persona representa una la tortura permanente para sus familiares, debido a lo difícil que resulta este proceso; por tal motivo el coordinador del colectivo de búsqueda por La Paz brinda las recomendaciones a seguir en caso de que algún miembro de la familia se ausente de su hogar sin motivo aparente.

Gabriel Manriquez mencionó que realizar la denuncia ante las autoridades de manera inmediata resulta imprescindible, mencionó que se pueden acudir a la dirección de Prevención del Delito para que se les brinde el apoyo y la asesoría de lo que deben de hacer ante un caso de desaparición de una persona.

Expresó que es fundamental mantener la calma, proporcionar a la policía toda la información sobre el caso y la persona, contactar a organizaciones civiles o colectivos de su estado, pedir información en hospitales y centros forenses, difundir la noticia en redes y medios, presentar una denuncia ante la fiscalía y comisión estatal de búsqueda de su estado, guardar registro detallado de tu denuncia, iniciar una búsqueda colectiva y organizada, visitar prisiones y centros de detención y sobre todo cuidar mucho los números de llamadas de contacto por extorsiones.

Gabriel Manriquez, expresó que lamentablemente los familiares de personas desaparecidas suelen ser víctimas de extorsión por parte de desconocidos, que aprovechan los números de teléfono, que se colocan para recibir información de sus seres queridos, para pedir dinero.

En este sentido la recomendación que dan a las familias es que no paguen por información y que ante la llamada de algún número extraño, informen a los agentes asignados a los casos.

Por otra parte se le pide a la ciudadanía que apoye a los colectivos de búsqueda brindando información que ayude a localizar a sus familiares, cualquier dato será tomado de manera anónima y pueden proporcionarlo a través del número 612-1409761.

 

Los comentarios están cerrados.