Más allá de un museo, el Faro debe estar abierto para todos

Grupo Yenekamú abraza la idea de que el Faro Viejo de Cabo San Lucas, considerado un bien nacional debe ser accesible para todos y no acaparado por unos cuantos, además quien determina sí el lugar debe ser un museo temático a la navegación, es el INBA e INAH

Felipe de Jesús Marrón Rosas, presidente de la Asociación Civil Yenekamú dio a conocer que el pronunciamiento legislativo de que el Faro Viejo de Cabo San Lucas, se convierta en un sitio para el uso, goce y disfrute de todos, es cobijado por la agrupación, incluso en la actualidad debería de ser así, ya que el edificio con más de 100 años, es un bien nacional, sin embargo, el que sea un museo temático a la navegación, es una decisión que le compete atender a las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de las Bellas Artes (INBA).

Añadió que la joya arquitectónica del Faro Viejo, ubicado en Cabo Falso no puede venderse o enajenarse, mucho menos de manera directa debido a que es un bien nacional y así lo establece el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN).

“Debe estar completamente libre el acceso y no secuestrado como hasta ahora, para que después de rescatada esta joya arquitectónica, edificio histórico y monumento artístico, se analice la viabilidad de ser un museo, cosa que le compete a la gente del INBA y del INAH, ellos determinarían cuál sería el mejor destino de la edificación, a parte de conservarlo como monumento y ofrecer algún otro tipo de cultura o información para los visitantes”.

Añade que esta propuesta legislativa externada por la diputada, Gabriela Montoya, el pasado jueves, fue bien vista y avalada por su homóloga, Eda María Palacios Márquez; y quien es nieta de Joaquín Palacios Gómez, ingeniero que construyó el Faro Viejo en 1905, lo que demuestra la coincidencia en rescatar este espacio histórico y cultural y que hasta ahora tiene el acceso muy limitado.

“Estamos convencidos que debe ser un patrimonio para el disfrute, recreación y visita de todos; nos dio mucho gusto que en Tribuna, la diputada Eda Palacios avalará ese punto, sin embargo lo más importante, es la imperante necesidad de dejar libre el acceso al Faro ya que es patrimonio de todos los mexicanos”.

Concluyó diciendo que el Faro Viejo de Cabo San Lucas, es un bien colectivo que debe respetarse y defenderse, por lo que Yenakamú se siente satisfecho de tener el apoyo legislativo para que este lugar sea para el beneficio de todos.

Los comentarios están cerrados.