Fin de trienio en Los Cabos, ¿año de Hidalgo?

Palabra de Mujer 

 

 

 

Viene ya el cierre de la actual administración municipal y los ciudadanos se preguntan si vendrán algunas sorpresas como se ha venido acostumbrado en los últimos ayuntamientos, que ya para concluir los últimos días, entregan licencias de alcohol, pagos a proveedores, basifican al por mayor, esto sin la revisión escrupulosa a estos actos de gobierno como al principio de toda administración, o acuerdos edilicios “en lo oscurito”, que al tiempo de los meses le toca descubrir al gobierno en turno.

Cada fin de trienio, dijera algún político, “se despachan con la cuchara grande”.

A este tipo de prácticas se le relaciona con una popular expresión en la política mexicana que se refiere al último año de un mandato presidencial o gubernamental y se le denomina “año de Hidalgo”.

¿Pero de dónde viene esa expresión?

Desde hace algunas décadas, en la política mexicana se conoce como ‘el año de Hidalgo’ al último año de gobierno, ya sea de un presidente, un gobernador o prácticamente de cualquier servidor público. Y aunque es una frase muy usual —sobre todo en estos tiempos a finales de un trienio- el origen, la historia y el significado de esta expresión es de una frase tiene más que ver, tristemente, con la corrupción en el gobierno.

Es decir se utiliza el término cuando el último año de gobierno puede aprovecharse para sacar provecho de todos los recursos posibles y beneficiarse (las propias autoridades, los colaboradores cercanos, familiares) .

Lo que llama la atención, en el caso de Los Cabos, el trasfondo de los últimos acuerdos edilicios o decisiones que se tomen y que ya después salen a la opinión pública.

Basta recordar la administración pasada del panista, Arturo de la Rosa Escalante, que inició con un discurso fuerte de transparencia y señalamientos de corrupción a su antecesor, pero hasta el último día de su gobierno y cuando ya la hoy alcaldesa Armida Castro Guzmán, estaba tomando protesta, aún el gobierno saliente seguía pagando a proveedores, situación que llevó al actual tesorero municipal, Rigoberto Arce Martínez, a tener que ejercer control y cerrar la lleve al presupuesto.

Esto vino a empañar al final todo el discurso que se mantuvo de esa administración, de claridad y transparencia. Por ahí se dice que hubo algunas situaciones nada claras, pero la postura del actual gobierno fue no hacer cacería de brujas, por lo que todo quedó en presunciones.

También está el caso del gobierno anterior de Tony Agúndez, que al final del trienio, dejó más de 300 bases de las cuales solo 220 son las que se están buscando actualmente recuperar a través del Sindicato de Burócratas y esto sucedió porque el gobierno de Arturo de la Rosa consideró que esas 330 bases se dieron de manera ilegal, es decir sin cumplir los requisitos, por lo que algunos trabajadores se fueron a juicio, algunos perdieron, algunos están sin resolverse.

Ahora, a dos meses de que concluya el gobierno de Armida Castro, habrá que esperar si viene alguna sorpresa, aunque se ve difícil, porque la alcaldesa ha asumido posturas importantes, el de ser clara, directa, no permitir atropellos y después de esa trayectoria, sería difícil el que se fuera empeñar por alguna autorización o acuerdo fuera de norma.

Incluso en entrevista, la munícipe cabeña ha dicho que no dejará endeudada la administración y que entregará cuentas claras y transparentes a la comunidad cabeña y que es algo de lo que se siente orgullosa.

Lo que si ha llamado la atención del sector empresarial y del propio síndico municipal, Alejandro Fernández Briseño, el punto 11 de la 33 sesión ordinaria de Cabildo a celebrarse este viernes 9 de julio, que dice lo siguiente: 

“Análisis, discusión y aprobación, en su caso, del dictamen que presenta la Comisión Edilicia de Desarrollo Urbano , Planeación, Ecología y Medio Ambiente, relativo a la actualización e implementación de la norma de los DTI´s (Desarrollos Turísticos Integrales), Planes Maestros aprobados por anteriores administraciones municipales, serán todos aquellos que a la fecha tengan 3 años y no han comenzado el desarrollo de construcciones en sus respectivos planes maestros”.

El primero en cuestionar este dictamen que presentará la comisión edilicia de Desarrollo Urbano fue el síndico municipal, Alejandro Fernández Briseño, quien argumentó el porqué no debe pasar ese dictamen: 

1. Viola derechos otorgados.
2. Busca que Cabildo ejerza facultades ejecutivas. Cabildo no es la instancia que debe revisar ese tema, sino la dirección de desarrollo urbano en colaboración con el IMPLAN.
3. Doble moral de la Comisión, premia a desarrollos como My Friends Autos, que construyen más de 6 niveles sin licencia y castiga a los desarrolladores que tratan en estos momentos de mantener a su plantilla laboral.
4. Acusa y desacredita a los desarrollos.

Asimismo, asumieron posturas, Alberto Villada Camerino, presidente de la Asociación de Promotores y Desarrolladores Turísticos Inmobiliarios y Julio Castilloo Gómez, presidente ejecutivo del Consejo Coordinador de Los Cabos

El primero señaló que no son los tiempos y que le parece muy extraño que a menos de tres meses que concluya este gobierno pretendan tener una fila de promotores y desarrolladores buscando qué se puede hacer y qué no, lo cual se presta a otras interpretaciones.

Castillo Gómez, dijo que no se entiende que fin traiga ese dictamen, el pasar por una oficina y que sienten a desarrollador por desarrollador suena muy extraño, “aunque bueno, es el final de administración y se ha visto que cada final de gobierno ocurren sorpresitas y situaciones que dejan mucho que desear del verdadero fondo y objetivo de un gobierno”.

Este día se presentará ante el pleno edilicio este punto de acuerdo, habrá que esperar si la comuna lo avala o lo rechaza.

Si habrá año de Hidalgo en esta administración, después se sabrá, tiempo al tiempo.

A quién se le ha visto muy activo es al gobernador electo, Victor Manuel Castro Cosío, se reunió con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado; con los gobernadores electos de la región noroeste del país y ya preparando lo que vendrá con el próximo sexenio, por lo pronto ya anunció que el 16 de julio inicia el proceso de entrega-recepción de la administración actual, indicó que tiene un trato de respeto con el actual Gobernador Carlos Mendoza Davis.

También se encuentra muy activo el alcalde electo, Oscar Leggs Castro, encabezando brigadas anti covid y apoyando con 20 viajes de pipas de agua a las familias que carecen del vital líquido, y es que en estos últimos días ha arreciado la problemática por el desabasto del agua.

La senadora Guadalupe Saldaña Cisneros retomó su actividad y ha tenido importantes pronunciamientos, el primero exigió a Conapesca refuerce la vigilancia e inspección en costas de Baja California Sur, y planteó ante Hacienda que el estado requiere de recursos para atender la emergencia por covid.

En reuniones con el partido nacional se observó a Luis Armando Díaz, Gaby Montoya y Cristhian Agúndez, diputados electos por el Partido del Trabajo, ya preparándose para el inicio de la próxima Legislatura, también la diputada electa de Fuerza por México, Marbella González y por la Coalición Unidos Contigo, Eda María Palacios.

Hasta aquí 

Los comentarios están cerrados.