El fracaso del sistema educativo en México ante el Covid-19

El pasado 23 de marzo del 2020 se suspendieron clases presenciales en el sector educativo, como una medida de prevención ante la propagación del covid-19 en el país de acuerdo al Diario Oficial de la Federación (DOF).

Esto debido a que en diciembre del 2019, inició el brote de coronavirus (Covid-19), una enfermedad infecciosa, originada en la ciudad de Wuhan, en la República Popular de China, la cual se extendió al resto del mundo. Ante ello, las autoridades emitieron alertas ante el riesgo que presentaba para la salud e integridad, tanto de niños como adultos por su fácil propagación, por lo que optaron por aplicar acciones para contener al covid-19, como los protocolos de salud, la suspensión de eventos masivos y cierre de actividades.

Cabe destacar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el covid-19 pasaría a ser una pandemia el 11 de marzo del 2020.

Por otra parte, el entonces secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán informó que se retomarían las clases el 20 de abril desde casa, con apoyo de tablets, computadores, celulares o televisión, esto ante la paralización de actividades en el país y el confinamiento obligatorio. Asimismo comentó que, tras reunirse con más de 20 secretarios de educación a nivel mundial y nacional, se tomó la decisión de finalizar el ciclo escolar a través del programa Aprende en Casa y que el regreso a clases sería de manera paulatina.

Regreso a clases presenciales

El tema de regreso a clases ha generado angustia en muchos padres de familia, pues los niños están considerados para recibir la vacuna al último, ya que aún no hay inmunizaciones destinadas para ellos, todo esto ante el próximo regreso a clases presenciales, el cual se efectuará el 7 de junio.

Aunque tienen derecho a recibir la inmunización son considerados como el sector menos vulnerable, pues según la OMS, tienen una inmunidad distinta a la de los adultos, ni son vectores de contagio.

La educación virtual en el país

Ante la pandemia por covid-19, los docentes se vieron en la necesidad de convertir sus hogares en su espacio de trabajo, impartiendo clases a distancia, medida que ha sido cuestionada tanto por especialistas como por la población, pues existe una desigualdad en México ante la clara desventaja para los alumnos que no cuentan con herramientas tecnológicas e internet para continuar con sus estudios, lo que ha generado una deserción escolar, pues según datos obtenidos por el INEGI, en el periodo escolar del 2019-2020 el porcentaje que no concluyó con sus estudios por la pandemia, fue de 94.7% en nivel preescolar, 73.2% en primaria, 35.9% para media y 44.6 % en superior.

Por otro lado, el otro porcentaje que no concluyó sus estudios por falta de recursos o tenía que trabajar fue de 5.6 % para secundarias,  43.7 % para media superior y 25.1% para el nivel superior.

Reto para los maestros

Ante el hecho de que no todos los estudiantes cuenten con las herramientas para continuar con sus estudios, los docentes han tenido que buscar la manera de que los alumnos concluyan estudios, en especial para todos aquellos que residen en comunidades de bajos recursos; por lo que la petición de los docentes ha sido que las autoridades faciliten el acceso a internet gratis a todos aquellos que lo requieran para un mejor aprendizaje.

Vacunación para niños

La farmacéutica Moderna, inició una fase de pruebas con el propósito de mostrar la eficacia de las vacunas en menores de 11 años en Estados Unidos y Canadá, con la autorización de emergencia de vacunar a menores de 18 años, comenzando en los niños de 6 a 11 meses para ver su respuesta ante la inmunización.

Se espera que el proceso de vacunación avance, pues México iniciará negociaciones con el país que obtenga los primeros resultados de ensayos de las vacunas contra covid-19 para niños y adolescente, así lo informó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en una conferencia matutina con el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Los comentarios están cerrados.