Ganaderos de BCS siguen en estado de alerta

Durante el segundo semestre del 2020, ganaderos del estado hicieron diversas manifestaciones para llamar la atención de la población y de las autoridades, declarando estado de emergencia para el sector, ya que la sequía y las enfermedades estaban acabando con el ganado, una problemática que encrudece aún, la situación que experimenta el campo sudcaliforniano.

Guillermo Trasviña, presidente de Rescate de los Pueblos, Tradiciones y su Economía, comentó al respecto que la única esperanza que se tiene actualmente en el sector ganadero es la lluvia, pues los apoyos de parte de la autoridad no han llegado, pese a los compromisos que se han hecho para atender el tema.

“La crisis y la mortandad de los animales sigue, las enfermedades continúan debido a la sequía y la falta de alimento”. 

Recordó que a principios de mayo, ganaderos estuvieron en el Congreso del Estado, cuando se organizó una comisión para visitar a la Profeco y solicitar ayuda con la verificación de los precios de alimentos balanceados y de forraje, porque estaban muy elevados, estos sí han disminuido dijo, pero señaló que la declaración de emergencia que ellos han hecho para los 5 municipios, es por falta de agua, una problemática identificada por la misma Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Expresó que han hecho falta obras para la retención y distribución de agua, tema que ya se ha tratado con la Conagua, pero que tendrán que retomar ante el cambio de dirección y que requiere de voluntad interinstitucional, pues los trabajos en el tema competen también a la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza) y a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Otro factor que considera debe revisarse, es cuando el estado entra en estado de alerta ante la falta de lluvia, ya que aquí llueve menos, el nivel de alerta debería considerarse con mucha más anticipación. Finalmente Guillermo Trasviña aprovechó este medio para seguir convocando a las autoridades, para atender este tema.

Los comentarios están cerrados.