Fiscalía de NY acusa a García Luna de amenazar y acosar a periodistas

Entre 2009 y 2010, el acusado "sobornó" a un medio de comunicación para hacer que "los periodistas no publicaran noticias negativas sobre él.

El fiscal del tribunal neoyorquino que instruye el caso del exsecretario de Seguridad de México Genaro García Luna le acusa de amenazar y acosar a periodistas y medios que investigaban sus delitos, según un documento judicial al que tuvo acceso la AFP este jueves.

Según el documento, la fiscalía estadounidense busca:

“Presentar pruebas de que, aproximadamente entre 2008 y 2013, el acusado sometió a un periodista a una campaña de acoso y amenazas como resultado de las investigaciones que realizaba”, aunque no identifica a la supuesta víctima.

Asimismo, entre 2009 y 2010, el acusado “sobornó” a un medio de comunicación para hacer que “los periodistas no publicaran noticias negativas sobre él”.

“La evidencia de los esfuerzos del acusado para silenciar a periodistas ayudan a explicar cómo fue capaz de ayudar corruptamente al cartel de Sinaloa durante años sin que fuera detectado o detenido”, dice la moción preliminar presentada por el fiscal del tribunal de Brooklyn, Breon Peace.

García Luna se sentará, inicialmente, el próximo 24 de octubre en el banquillo para responder de los cargos de conspirar para traficar cocaína, que ayudó al cartel de Sinaloa a enviar toneladas de drogas a Estados Unidos a cambio de sobornos millonarios entre 2001 y 2012, y de otro delito por hacer declaraciones falsas en 2018, cuando solicitó su nacionalidad estadounidense.

Si esa fecha no fuera posible, el acusado se sentaría en el banquillo a principios del año próximo, según decidió el juez que instruye el caso Brian Cogan en una audiencia celebrada el pasado 27 de octubre.

Según la justicia estadounidense, la colaboración de este ingeniero de 53 años habría permitido al cartel de Sinaloa introducir al menos 53 toneladas de cocaína a Estados Unidos.

En enero de 2020, García Luna, que se enfrenta a cadena perpetua, se declaró no culpable de los tres cargos que le imputa la justicia estadounidense.

Detenido el 10 de diciembre de 2019 en Dallas, Texas, García Luna, que en 2018 solicitó la nacionalidad estadounidense, está también acusado en México de desviar más de 200 millones de dólares del erario público hacia empresas de su familia.

De 2001 a 2005, García Luna dirigió la extinta Agencia Federal de Investigación de México, encargada de luchar contra la corrupción y el crimen organizado, y de 2006 a 2012 fue secretario de Seguridad Pública del gobierno de Felipe Calderón, con control sobre la policía federal.

García Luna es uno de los funcionarios mexicanos de mayor rango detenidos en Estados Unidos acusados de narcotráfico.

Los comentarios están cerrados.