Grupo armado asesina a dos sacerdotes jesuitas en Chihuahua y se roban sus cuerpos

Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, dos sacerdotes jesuitas de 79 y 81 años de edad conocidos como “Morita” y “El Gallo” fueron asesinados el pasado lunes en un templo de la comunidad Cerocahui en la Sierra Tarahumara, en Chihuahua.

La orden religiosa “Compañía de Jesús” a través de un comunicado en redes sociales, condenaron los hechos, exigieron justicia y pidieron que les sean entregados los cuerpos de ambos religiosos que fueron sustraídos del templo por un grupo armado.

“Con profundo dolor, denunciamos el homicidio de nuestros hermanos Javier Campos Morales, y Joaquín César Mora Salazar, ocurrido ayer en el templo de Cerocahui, Chihuahua”, se lee en el comunicado.

“Condenamos estos hechos violentos y exigimos justicia”, continúa.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que todo parece indicar que los hombres armados estaban detrás de una persona que aparentemente intentó refugiarse en el templo, pero el grupo armado arribó al lugar asesinando también a los sacerdotes. 

El mandatario aprovechó para reconocer la ola de violencia a la que se enfrenta Chihuahua por parte del crimen organizado, asimismo, confirmó que ya se tienen a los presuntos responsables.

Por otra parte, la organización exigió más medidas de protección para la comunidad, pues aseguran que no se trata de un hecho aislado, ya que son constantes los crímenes cometidos contra los habitantes que muchas veces son privados de la vida, pues la Sierra de Chihuahua es conocida como una importante ruta para el tráfico de drogas hacia Estados Unidos, por lo que es disputada por varios cárteles del narcotráfico.

“Los jesuitas de México no nos callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales”.

“Al denunciar lo ocurrido hacemos notar también el dolor que vive nuestro pueblo por la violencia imperante y nos solidarizamos con tantas personas que padecen esta misma situación, sin que su sufrimiento suscite empatía ni atención pública”, finalizó en el comunicado.

Los comentarios están cerrados.