¿Habrá impuestos en el 2022 por transferencias o depósitos?

Como era de esperarse, las novedades fiscales traen dudas como la de un supuesto pago de impuestos por transferencias o depósitos en efectivo.

Lo cierto es que no hay nada que indique una nueva disposición para pagar impuestos por transferencias o depósitos bancarios en efectivo.

Lo que sí existe es un cambio de plazo para que las instituciones bancarias informen al SAT sobre depósitos en efectivo que rebasen los 15 mil pesos.

El plazo actual es anual; el próximo año será mensual.

Elio Zurita, integrante de la Comisión Técnica de Investigación Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, explica que la ley vigente precisa que los bancos deben reportar depósitos en efectivo por 15 mil pesos cada año, siendo opcional reportarlo de manera mensual.

Sobre las transferencias, aclara que como no son operaciones en efectivo, lo único que se tomará en cuenta es la descripción del depósito.

No obstante, el SAT puede hacer revisión en cualquier momento a los contribuyentes para pedir una explicación ya sea sobre un depósito en efectivo o una transferencia electrónica:

“Si el SAT presume que hay un depósito que es un ingreso, pedirá cuentas y se podrá comprobar que no es así”, aclaró Zurita.

Por lo que si no hay nada por declarar se tendrá que probar.

Con estas modificaciones se podría dar el caso de que si no se está dado de alta en el SAT, con los datos proporcionados por el banco podrán tramitar su RFC para identificarlo.

En caso de ya estar registrados en el SAT se podrá preguntar a los contribuyentes si las transferencias o depósitos son ingresos que ameriten pagar impuestos. Si es un aumento en su patrimonio, entonces hay que pagar impuestos.

Así lo explica Elio Zurita:

“La gente debe estar consciente de que cada peso que deposita en el banco le pueden pedir una explicación”.

Los comentarios están cerrados.