Reconstruye IMSS labio hendido con cirugía intraparto

Con cirugía intraparto (simil exit) especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de los Servicios de Perinatología del Hospital de Gineco-Obstetricia No.3 y de Cirugía Plástica Reconstructiva Pediátrica del Hospital General del Centro Médico Nacional La Raza, corrigen el labio hendido en bebés que presentan el padecimiento al nacer.

El procedimiento, único del IMSS, se proporciona al recién nacido con labio hendido mediante tratamiento quirúrgico inmediato que permite iniciar oportunamente su alimentación, lo que propicia un impacto positivo en su desarrollo.

La cirugía aborda la deformidad anatómica, funcional y cosmética del labio hendido e incluye la formación de un labio superior de tamaño apropiado para la succión y la reparación primaria de la deformidad nasal.

El doctor Édgar Mendoza Reyes, jefe del Departamento de Perinatología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), explicó que el diagnóstico se realiza durante el control prenatal, mediante ultrasonido, entre la semana 18 a 22 de gestación.

Señaló que la cirugía se realiza al momento del nacimiento, extrayéndose parcialmente al feto para mantener la circulación placentaria, por lo que permanece una parte de su cuerpo dentro del útero de la madre.

Una vez reparado el defecto, en un tiempo promedio de 25 minutos, se pinza y corta el cordón umbilical, se entrega el bebé al Servicio de Neonatología para su reanimación y vigilancia.

Posterior a la cirugía, cuando el bebé cumple año y medio, se le da seguimiento periódico para continuar con los procedimientos quirúrgicos de reparación del paladar, la nariz y la cicatriz.

Mendoza Reyes detalló que las fisuras labio-alvéolo-palatinas tienen alta incidencia, que se presenta en uno de cada 750 recién nacidos. La incidencia de labio leporino es mayor en varones y el paladar hendido en mujeres.

El doctor Fernando Rivera Malpica, del Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva Pediátrica del Hospital General de La Raza, informó que las fisuras del labio y paladar son las malformaciones craneofaciales congénitas más frecuentes en México.

Los comentarios están cerrados.