Indígenas y obreros de BCS son abusados en sus derechos humanos

Diputada indígena dijo la importancia de crear un instituto de comunidades indígenas en la entidad para evitar este tipo de atropellos que denotan la discriminación y racismo

Eufrocina López Velazco, diputada de Baja California Sur por el partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) indignada dijo que los indígenas que trabajan en los campos agrícolas del norte de la entidad y trabajadores de obra en la ciudad de La Paz son abusados laboralmente, discriminados y violentados en sus derechos humanos.

Recalcó que elevará un punto de acuerdo para que las autoridades procedan en contra de patrones abusivos y arremetió al decir que el sol no se puede tapar con un dedo, por lo que buscará la manera de crear políticas públicas que los protejan de este tipo de situaciones.

Comunidad indígena de BCS

Explica que lo más delicado, es que hay niños afectados en todo esto, por lo que instancias de gobierno deben atender y no permitir este tipo de cosas que denotan discriminación y racismo, es urgente crear un instituto en la entidad para defender a las comunidades indígenas asentadas en toda Baja California Sur y evitar sean violentados en sus derechos humanos.

“En Vizcaíno un grupo numeroso de jornaleros fueron despedidos de manera injustificada sin importar los 8 años trabajados en ese campo agrícola, les dijeron que se tenían que salir porque ya no los querían, no les dieron ni siquiera una bonificación por los años laborados, al contrario los despidieron dándoles 108 pesos, que para mí es una burla, ofensa y violatorio a los derechos humanos y por su puesto nadie los defiende, quién está ahí para ellos nadie”. 

De igual manera habló de un caso específico; de los tantos que ocurren en la entidad, y es que en  la ciudad de La Paz, varias familias llegaron con la promesa de trabajo y a la hora de bajar del barco se llevaron una amarga sorpresa.

“Nos interceptaron compañeros indígenas de Veracruz, Sinaloa y diferentes partes de la República diciendo que llegaron con una promesa de trabajo y venían con sus niños, pero el contratista al verlos los abandonó diciendo que así no podía contratarlos, debido a que el compromiso era individual, es decir sin hijos, así que ahí se ven”.

Concluyó diciendo que al crear el instituto para comunidades indígenas, se tendrá la facultad para defenderlos y de este modo evitar las violaciones a sus derechos humanos, resaltó que los obreros de La Paz afortunadamente fueron atendidos por el Congreso del Estado y Ejecutivo Estatal para retornarlos a sus lugares de origen.

Los comentarios están cerrados.