Infonavit desaloja de manera injusta a derechohabiente

Las aportaciones fueron desviadas a otra cuenta

El señor Carlos Murillo Aguirre, ha pagado de manera puntual durante 27 años su crédito de vivienda, pero hoy el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), le dice que tiene que dejar su casa, porque fue vendida nuevamente.

Así lo expresó el trabajador, quien desde el 14 de octubre de 1993, ha realizado las aportaciones correspondientes y hasta hace apenas el año pasado, se le hizo llegar un aviso de despojo, debido a que el infonavit en el 2015, por error, vendió la cartera a una financiera , sin alguna notificación anticipada.

“Me acerco a Infonavit, con el señor, Carlos Humberto Rodríguez Matilla, que está como encargado de la delegación, me comentó   que efectivamente mi casa se puso en venta. Se comprobó que los pagos desde 1993 a la fecha  eran puntuales, reconocieron su error y me informaron que  las aportaciones se iban a otro crédito”.

Las  aportaciones fueron desviadas al crédito de un trabajador  de  la ciudad de Cancún Quintana Roo, perjudicando el error al señor Carlos Murillo, quien menciona que a pesar de haber vendido su propiedad, la institución  después de 6 años siguió descontando las aportaciones.

Dado el error cometido por Infonavit, el trabajador acudió a varias instancias, con el fin de arreglar su situación, menciona haber pedido apoyo de la secretaría de bienestar con el señor Víctor Manuel Castro mismo que dirigió un escrito  al Señor Carlos Martínez Velázquez, director general del instituto de la vivienda de los trabajadores de la Ciudad de México.

Resolvieron que el señor Carlos Murillo, debía acudir directamente a la financiera que adquirió la cartera para que pudiera negociar con ellos, opción que rechazó y se dirigió nuevamente con el delegado de Infonavit en Baja California Sur,  escuchemos lo que pasó:

“Me presente otra vez con Carlos Humberto quien funge como delegado, y según él me está apoyando y ayudando, a finales de hace dos meses me pidió que le diera mi número de cuenta para depositar los 109 mil pesos como pago total de mi vivienda, lo cual se me hace un abuso y una burla, ellos incurren en un delito de fraude”.

Ante su desesperación, el señor Carlos Murillo, acude a nuestras oficinas para solicitar a las autoridades actuar de manera prudente ante esta injusticia, por nuestra parte  estamos en la espera de una entrevista con el   delegado del Instituto del Fondo de Vivienda de Baja California Sur, Carlos Humberto Martilla, para que nos explique si 109 mil pesos son suficientes para una vivienda digna, que nos esclarezca los datos, pero sobre todo, que nos explique cómo es que después que el Gobierno Federal, el año pasado, canceló los  proceso de desalojo por adeudos ,a estas alturas  se tengan que pasar por situaciones tan ventajosas e injustas.

 

 

Foto: Archivo

Los comentarios están cerrados.