Inicia primer audicienda de Twitter vs Elon Musk

La jueza principal del Tribunal de Equidad de Delaware, Kathaleen St. J. McCormick, dictaminó este martes 19 de julio que el juicio contra el magnate Elon Musk para forzarlo a comprar la red social deberá realizarse en octubre.

Tras una disputa en redes sociales contra el fundador de Tesla y SpaceX, la batalla judicial entre la plataforma y Musk inició este martes, con el fin de que se le obligue al multimillonario a que cumpla la promesa de comprar a Twitter por 44.000 millones de dólares ya que Musk pese a la cláusula de rescisió, abandonó el acuerdo.

La audiencia preliminar de este martes no tiene precedentes en cuanto a batallas legales, pues la disputa es entre uno de los hombre más rico del mundo y una popular red social misma que hoy ha llegado a cotizar a 40 dólares por acción pese a las crisis reputacional que atraviesa ante los ataques y críticas de parte de Musk

“Las acciones de Twitter han estado en buena forma desde que presentó la demanda, da a impresión de que muchos inversores que leyeron la demanda concluyeron que este enfrentamiento tipo Game of Thrones en la corte terminará con una victoria de Twitter”, dijo el analista Dan Ives de Wedbush Securities. 

En cuanto a “victoria”, Ives se refiere a que la jueza decida obligar a Musk a comprar la compañía californiana al precio que se pactó a finales de abril (54,20 dólares por acción) o que pague una considerable indemnización. 

Cabe señalar que dicha batalla inició debido a que el magnate deshizo unilateralmente el acuerdo el 8 de julio, tras afirmar que la junta directiva de Twitter no le había entregado información confiable sobre la cantidad de cuentas falsas activas en la red. 

El litigio se efectuarán en en la Corte de Chancery, en el estado de Delaware, Estados Unidos, a manos de Kathaleen McCormick quien según Adam Badawi, profesor de Derecho de la Universidad de Berkeley es una jueza seria y difícil de intimidar y quien en el pasado se ha mostrado reacia con quien no muestra buena fe en sus acciones tal como lo demostró en el caso contra la empresa Kohlberg, quien intentó salirse de un compromiso de compra con la empresa DecoPac. 

“Después de armar un gran show para ir por Twitter, y de proponer y luego firmar un acuerdo de fusión, Musk cree que es libre para cambiar de opinión, difamar a la compañía, interrumpir su negocio, destruir el valor de sus acciones y lavarse las manos”, explicaron los abogados de la empresa.

Para la batalla legal, los expertos tendrán que analizar gran cantidad de datos para demostrar, como afirma Musk, que la plataforma tiene más del 5% de cuentas automatizadas y de spam del que ha presentado.  

Los comentarios están cerrados.