Ambientalistas de La Paz y Cozumel intentaron “sobornar” a Semarnat

La meta era un millón de pesos, sólo recaudaron 25 mil pesos

Mediante una publicación realizada en la cuenta de Instagram @sobornemossemarnat, activistas ambientalistas de La Paz en Baja California Sur y Cozumel en Quintana Roo, dieron a conocer que intentaron entregar un “soborno” en las oficinas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en la Ciudad de México, para frenar los proyectos de construcción de muelles para mega cruceros que se quieren realizar en ambos destinos turísticos. 

A inicios del mes de febrero, en CPS Noticias informamos sobre la colecta pública que realizaron en la ciudad paceña, la cual fue clasificada por los mismos ambientalistas como algo ‘atípico’ pues se trataba de comprar a la Semarnat para que como ellos lo dijeron en redes sociales, “haga su trabajo y cumpla con su responsabilidad legal de defender nuestros océanos ante las amenazas de mega cruceros”. 

“Se hizo esta campaña nacional de sobornar a la Semarnat, que para empezar, es importante señalar que es una sátira, pues de ninguna manera vamos alentar la corrupción, sin embargo hemos registrado que han sucedido este tipo de cosas, a decir nuestro la Semarnat no está haciendo su trabajo porque los proyectos no son ambientalmente viables”, así lo declaró Alejandro Águila, defensor ambientalista de La Paz. 

En la publicación que hicieron recientemente se lee lo siguiente: “Después de tres semanas de hacer colectas en #LaPaz y #Cozumel, hoy fuimos a la Ciudad de México a entregar el dinero que juntamos para defender nuestros océanos. Quisimos entregarle ese “soborno” a las autoridades para que hagan su trabajo, sin embargo nos dijeron que debíamos sacar cita ya que los sobornos se van directo a la Dirección General de Impactos y Riesgos Ambientales”. 

Manifestación en las oficinas de Semarnat CDMX
Activistas ambientalistas de La Paz y Cozumel

Los ambientalistas de ambas ciudades sostuvieron que la resistencia continúa por lo que seguirán insistiendo en la cancelación de dichos proyectos que insisten sólo traerán daños al ecosistema marino, como la disminución de especímenes del tiburón ballena que llegan a la bahía de La Paz. 

Los defensores ambientalistas de la capital del estado señalan que el proyecto en el puerto de Pichilingue plantea la construcción de un muelle para el atraque de cruceros tipo ‘oasis’, conocidos como los más grandes del mundo, para lo cual, se requiere dragar 78 mil 870 metros cúbicos de lecho marino.

Los comentarios están cerrados.