CNDH condena actos de intimidación contra familiares de normalistas

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó los actos de “intimidación y censura” cometidos contra familiares de los estudiantes desaparecidos de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, Guerrero y solicitó a las autoridades federales y estatales garantizar su derecho a la manifestación pacífica.

La CNDH señaló que el pasado 28 de enero, elementos de la Guardia Nacional (GN) y policías del estado de Guerrero impidieron que madres y padres de los 43 estudiantes desaparecidos, acompañados por alumnos de la Normal Rural, arribaran a la Plaza de Cobro de Palo Blanco, de la Autopista del Sol, para realizar un mitin donde exigirían la presentación con vida de sus seres queridos, de acuerdo con información publicada en medios de comunicación.

“Es preciso subrayar que, cada mes, los familiares de los estudiantes desaparecidos llevan a cabo jornadas en diversas plazas de cobro de la referida autopista para difundir información relativa al caso, y manifestarse pacíficamente”, afirmó el organismo autónomo.

Además, consideró que las acciones realizadas por las fuerzas de seguridad federales y estatales “impidieron que las víctimas indirectas de los lamentables hechos, ocurridos el 26 de septiembre de 2014, ejercieran de manera efectiva sus derechos de reunión, asociación y expresión, consagrados en leyes nacionales e instrumentos internacionales”.

Por ello, la CNDH se pronunció “contundentemente” en apoyo de las madres y padres de los normalistas desaparecidos, y los estudiantes de la normal, y “respetuosamente” exhortó a la Guardia Nacional y a la Policía del estado de Guerrero.

Lo anterior para que las autoridades tomen las medidas necesarias para garantizar sus derechos humanos y su lucha “en legítima demanda de conocer la verdad y que se haga justicia en este caso; además de abstenerse de incurrir en acciones que puedan poner en riesgo su integridad física”.

Los comentarios están cerrados.