Islas Canarias: El futuro de los microchips

El presidente Pedro Sánchez viajó a Estados Unidos para reunirse con los dirigentes de 2 gigantes tecnológicos, Apple e Intel. La visita tuvo lugar tras el difícil momento de escasez de microchips, causado por el incremento de la demanda durante el coronavirus. Este escenario hizo que Intel diera a conocer sus planes de instalar una mega fábrica en el continente europeo con dos localizaciones específicas que ayudarán a la liberación de su dependencia asiática.

Los líderes políticos saben que es una decisión que debe meditarse. Por eso, varios propietarios de empresas tecnológicas en Canarias quieren impulsar y cerrar el archipiélago como lugar exclusivo. Para ello, deberán estudiar detenidamente el terreno y conocer sus ventajas y desventajas, tal y como cuando un aficionado al juego en línea investiga acerca de sitios como 888 Casino para conocer más acerca de ese mundillo.

La industria de los microchips es compleja y puede tardar varios meses en cambiar la producción. Se cree que, de dos a cuatro años, podría armarse una fábrica, teniendo en cuenta que se requiere de una inversión entre 5 y 20 mil millones de dólares para mano de obra y mantenimiento.

¿Qué ofrece la industria de los microchips?

En la fabricación de microchips, se utilizan nanómetros como base para la medición del tamaño real de los transistores. En la actualidad, los microchips están siendo fabricados con nanómetros más bajos, lo cual asegura mayor avance tecnológico y mejor rendimiento.

Empresas como IBM creen que la tecnología actual puede potenciar la duración de la batería de los Smartphones, siendo capacitados para cargarse solo una vez cada cinco días. Los chips de alta gama de 7 nanómetros, como los procesadores de Ryzen de AMD, no llegaron hasta 2019,  luego de que IBM confesara que ya disponía de dicha tecnología.

Sin embargo, Intel y TSMC, que también crean procesadores para grandes empresas, afirmaron que tienen planes de fabricar plantas de chips menores a 7 nanómetros para años posteriores.

¿Islas Canarias en el ojo tecnológico?

Argumentando sobre las posibilidades, el director de la Zona Especial de Canarias (ZEC), comentó que pese a la complejidad del asunto, “las Islas Canarias no pueden apuntar hacia fábricas de vehículos o de ordenadores”. También precisó que, para estimular el empleo en las islas, en 1994, se fundó una zona de bajo sistema fiscal.

Hernández considera que parte de su labor es captar y promover nuevos talentos provenientes de las Islas Canarias que puedan competir con otros gigantes de la industria. Según Hernández, existe materia prima para generar nuevos talentos, pero, para ello, menciona elementos indispensables como:

  • La producción de profesionales procedentes de dos universidades de las islas.
  • El papel del Instituto de Astrofísica de Canarias
  • Los 1.584 km de costa de las islas dan paso a la economía azul, la acuicultura y fabricación de elementos renovables para el mar.

En el proceso de fabricación de microchips, la presidenta de la ZEC y ministra de Economía, Elena Máñez, comentó: “En Canarias, contamos con un laboratorio exclusivo para  Investigación, Desarrollo e Innovación. Realizamos todas las actividades en campos naturales que servirán para años venideros”.

De la misma manera, Pablo Hernández destacó los beneficios de las islas. Según Hernández, “en Canarias, existe el régimen diferenciado más alto y atractivo de Europa para la inversión”.

El silicio: otro de los protagonistas

 

El gobierno de Canarias dio a conocer “su as bajo la manga” respecto a la fabricación de silicio. Wootpitz es una compañía que está registrada en la ZEC y es la única relacionada con Intel en España. Esta empresa fue fundada bajo la influencia de la astrofísica y tecnología microscópicas. En la actualidad, cuenta con 20 trabajadores en sus tres sedes de La Laguna, Tenerife, Madrid y San Francisco.

Los microchips poseen obleas de silicio dentro de sus circuitos. Es indispensable que la mano de obra sea precisa, dado que mientras más pequeños sean los patrones de instalación, mejor será el rendimiento.

Los últimos avances han permitido que Wooptix  desarrollara una técnica eficaz para medir las obleas de silicio con un diámetro de 300 milímetros en milisegundos. Según el portavoz de la empresa, José Manuel Rodríguez “La eficiencia de Wooptix garantiza mayor elaboración de unidades de silicio, manteniendo una calidad del 100%”. Además, Rodríguez asegura que, dentro de pocos años, la empresa pertenecerá a las fábricas de microchips más importantes del mundo.

 

Los comentarios están cerrados.