Jóvenes becarios se tienen que “mochar” con el jefe

Desde que nació el proyecto “Jóvenes Construyendo el Futuro” se han dado estas situaciones

La directora del programa federal ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’ en Baja California Sur, Nadia Meza Rodríguez, expuso que hasta la fecha continúan detectando casos de corrupción, ya sea porque los tutores extorsionan a los becados o éstos llegan a un mutuo acuerdo para que el beneficiario no se presente a trabajar a cambio de una parte del recurso económico que recibe.

“Cuando nosotros detectamos, o alguien nos reporta, que a un joven le están pidiendo un porcentaje de su beca, el cual es su sueldo, o él está de acuerdo cuando le dicen –No vengas y dame tanto dinero-, levantamos una incidencia y cesamos a la empresa o ambos”, indicó. 

Las denuncias pueden hacerse de forma anónima mediante la plataforma digital del programa, aunque también las han recibido por WhatsApp, llamada telefónica y correo electrónico, a los cuales suelen enviar fotografías, videos, capturas de pantalla y audios, que consideran como evidencia. 

Meza Rodríguez, explicó que la oficina regional levanta una incidencia la cual pasa a la oficina central en la Ciudad de México para iniciar el proceso de investigación, el cual puede durar alrededor de 20 días y contempla revisar la información del titular de la empresa reportada así como la elaboración de un sondeo. De esta manera, se dan cuenta si se trata de una extorsión o una mentira. 

“Tenemos casos en los que reportan porque les cae mal el tutor, y piensan que el tutor los dio de baja, pero en realidad el joven no subió cierta información a la plataforma y el sistema lo dio de baja porque no cumplió, a eso me refiero cuando digo que son falsos, que no se dan a la tarea de informarse bien y revisar el sistema”, precisó. 

A pesar de esto, la encargada del programa federal sostuvo que la mayoría de los casos son reales, es entonces cuando sacan del sistema a la empresa mientras que al joven se le reintegra en otro centro de trabajo.

Quienes más incurren en estos delitos son productores localizados en la zona rural, en este sentido, Nadia Meza Rodríguez, enfatizó que suele pasar en comunidades donde casi no hay acceso a internet o son muy esporádicas las visitas de los supervisores a los centros de trabajo debido a la lejanía del sitio.

 

Los comentarios están cerrados.