Jóvenes denuncian abuso de poder por parte de Seguridad Pública

Los artistas afirmar fueron obligados a borrar las imágenes plasmadas en el muro de Costa Azul bajo intimidación policial

 

A los conflictos que envuelven el muro construido en el arroyo de Costa Azul recientemente se le suma una denuncia por parte de jóvenes artistas quienes en pasada rueda de prensa afirman haber sido violentados por elementos de Seguridad Pública quienes no solo les prohibía seguir plasmando su arte si no que los obligaron a dañar las ya elaboradas, de negarse serían detenidos. 

Al respecto Mauricio Casares activista, artista visual e integrante del movimiento ciudadano en contra del muro señaló que el arte de protesta tiene la firme intención de mandar un mensaje y en este caso es decir que toda la sociedad está unida ante las injusticias, por ello la representación de una ola, así como las leyendas la patria no se vende plasmadas en el muro.

“Cuando una sociedad tiene tanto que decir y las palabras no son suficientes recurrimos al arte y nosotros los artistas somos muy sensibles ante toda esta temática y estamos aquí justo para unirnos a la lucha social que existe en este momento”, afirmó.

Reveló que los hechos acontecieron el pasado domingo 14 de marzo cuando un grupo de jóvenes artistas desde muy temprano y hasta entrada la tarde-noche acudieron a plasmar sus diseños en el muro de manera voluntaria y corriendo con sus propios gasta como transportación y materiales pues la convicción es que las playas son de la ciudadanía.  

“Sin embargo las autoridades llegaron y corrieron a todos los que estaban aquí, justamente para dejarlos solos y poder intimidarlos lo cual fue muy traumático para ellos y si les infundieron mucho miedo incluso le prohibieron el uso de celulares, les dijeron que pintaban puras porquerías y que lo iban a borrar que iban a hacer lo que ellos ordenaran y tras tanta intimidación con la gendarmería, con la policía de tránsito, la policía municipal, muchas patrullas aquí no tuvieron de otra, les obligaron a borrar todo el progreso que habían hecho  que hay fotos de lo hermoso que estaba quedando y el mensaje pacífico y de paz que traían y todo lo obligaron a borrar con sus propias pinturas, eso es abuso de poder a todas luces”, expuso.

Finalmente destacó que lo que más impresiona es lo eficiente que fue la autoridad para con un grupo de jóvenes cuando no pudieron detener las pipas que traían el cemento para la construcción del muro y lo que sin duda es totalmente contradictorio.

Cabe mencionar que pese los acontecimientos los jóvenes no dieron marcha atrás y luego de pintar de nueva cuenta el muro de blanco para borrar la pintura negra que cubrió las imágenes reiniciaron los trabajos y hoy en día hermosas imágenes están plasmadas de nueva cuenta.

Foto: Noé Avilés

Los comentarios están cerrados.