Juez aplaza audiencia de Emilio Lozoya

Por tercera vez, un juez federal aplazó las audiencias programadas donde se decidirá si Emilio Lozoya irá a juicio por los presuntos sobornos que recibió de Odebrecht y Altos Hornos, o para confirmar la suspensión temporal de los procesos en su contra.

Esto fue porque la defensa de Lozoya solicitó un aplazamiento para reunir datos de peritajes sobre unas cuentas en Europa, y para concluir la colaboración con la Fiscalía General de la República.

Con este aplazamiento se cumplirá un año sin que se resuelva la situación jurídica de Emilio Lozoya, quien fue vinculado a delitos como lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho. 

En todo este tiempo, el exdirector de Pemex no ha pisado la cárcel.

Defensa va por “criterio de oportunidad”

La defensa de Lozoya ha reiterado que desde su llegada a México, Lozoya ha colaborado con la FGR para cerrar acuerdos y obtener un “perdón legal”, al cual se le denomina “criterio de oportunidad”.

El criterio de oportunidad está plasmado en el Código Nacional de Procedimientos Penales, y permite la suspensión temporal o definitiva de una acción penal en contra de un probable responsable de un delito a cambio de que el procesado ofrezca datos y pruebas que ayuden con el caso.

Elemento clave

El elemento clave fue la denuncia que Lozoya interpuso contra el exsenador del PAN Jorge Luis Lavalle Mauri, acusándolo de delitos como lavado de dinero y asociación delictuosa. 

Lo anterior permitió que los fiscales acusaran formalmente al expresidente Enrique Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray de haber participado en la canalización de sobornos de empresas extranjeras para así agilizar la aprobación de la reforma energética.

Actualmente Lavalle se encuentra en prisión preventiva en el Reclusorio Norte, y la Fiscalía cuenta con datos para preparar los procesos en contra de altos exfuncionarios.

Si lo anterior se concreta, entonces se reunirían los requisitos suficientes para cancelar de manera definitiva los cargos en contra de Emilio Lozoya.

Los comentarios están cerrados.