Las marcas de gis se borran, las de la piel y memoria son eternas

El pasado 08 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujeres, las mujeres se unieron para juntas alzar la voz por la violencia de género, y su grito aún resuena en la explanada de San José del Cabo.

Tras una manifestación pacífica que inició en punto de las 4 de la tarde y que por varios minutos hizo que la carretera transpeninsular fuera invadida de color morado, culminó en la plaza Antonio Mijares en donde juntas alzarán la voz y así exigir que la violencia en contra de las mujeres termine de una vez por todas.

Fue en la plaza pública donde se reunieron para recordar a las que hoy ya no están, en donde expusieron a quienes las lastimaron y en donde cansadas de la violencia realizaron pintas tanto en el piso como en la asta bandera, y si bien en todo momento estuvieron custodiadas de elementos de Seguridad Pública, la manifestación no pasó a mayores.

Esas exigencias, a escasos cuatro días, aún siguen presentes como recuerdo del dolor no de una o de diez sino de cientos, aún se pueden observar frases como “juntas somos más fuertes”, “tu amor no es mi hogar, es mi final” o “si mis papás supieran porqué marcho”.

Asimismo aún se ven los nombres de aquellos que aseguran les han hecho daño, y si bien el acto puede ser juzgado como un delito, o como algo que daña el patrimonio, recordemos que las letras en gis se pueden quitar del piso, las marcas de la piel y la memoria son eternas.

Los comentarios están cerrados.