Ley de Educación Superior

UNIVERSIDADES-RECURSOS

En días pasados el Senado de la República aprobó la nueva Ley General de Educación Superior y, aunque todavía falta la aprobación de la Cámara de Diputados, ya cobra una relevancia especial para el país.

Esta ley reglamentaría la gratuidad de la educación superior y establecería su implantación gradual y sujeta al presupuesto.

Con respecto a la autonomía universitaria, la nueva ley dicta que todo proceso legislativo que busque modificar las leyes orgánicas de universidades autónomas deberá respetar los derechos y garantías de las instituciones.

Entonces sería necesario hacer una consulta previa, libre e informada de los órganos de gobierno competentes de la institución de educación superior y se tendría que contar con una respuesta explícita de su máximo órgano de gobierno colegiado.

En este aspecto parece que han reculado, pues en el pasado encontramos múltiples ejemplos de intromisión gubernamental y legislativa en la vida académica de universidades públicas estatales.

La ley fomentaría la creación de instancias para prevenir la violencia sexual y de género en las universidades, además de establecer un sistema para la evaluación y acreditación de las instituciones de educación superior y regular la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de su financiamiento.

La importancia que tiene la educación y la ciencia para el desarrollo de un país es enorme pues de ella depende prácticamente todo.

Una muestra es que en las instituciones de educación superior se han formado las fuerzas que combaten la pandemia, es decir los médicos y los científicos e investigadores que trabajan en la búsqueda de vacunas y medicamentos.

El reto que México ha asumido al reconocer a nivel constitucional la gratuidad y obligatoriedad de la educación universitaria es un desafío monumental que obligará al gobierno a destinar cada vez más recursos a la educación.

¿Será posible que cumplan con lo que ahora están prometiendo o es sólo un proyecto que tiene otras intenciones, digamos políticas o electorales?

@cromerogabriel

Comparte