Llama Obispo de La Paz a cuidar salud y evitar violencia intrafamiliar

Llama Obispo de La Paz a cuidar salud y evitar violencia intrafamiliar
La Paz. - En este Jueves Santo, el obispo de la Diócesis de La Paz Miguel Ángel Alba Díaz llamó a los sudcalifornianos a cuidar de su salud y la de los demás, siguiendo con seriedad y tranquilidad las medidas que nos indican las autoridades sanitarias; así mismo a la paz y tranquilidad en los hogares. Dijo que ante el riesgo que se vive por el Covid-19, es importante mantenerse lo más posible en sus casas, guardar sana distancia física y evitar lugares públicos donde varias personas pudieran congregarse, incluidos nuestros templos y hogares. Alba Díaz pidió también a la ciudadanía que cuiden su salud espiritual, y recomendó la lectura y reflexión sobre los santos Evangelios, el rezo del rosario, seguir la misa diaria a través de las redes, el Vía Crucis y muchas otras devociones propias de nuestro pueblo. Comentó que no podemos reunirnos, pero sí podemos y debemos mantenernos unidos en la oración y en la ayuda mutua. Subrayó que esta es una de esas ocasiones, la gente no puede visitar a Jesús en nuestros templos, pero Jesús visita de muchas maneras las casas y hospitales para atender a los enfermos y personas en duelo o soledad. Sostuvo que, al cuidar y atender a los más vulnerables de nuestras familias y barrios, al consolar a los que están tristes, al dar aliento a los que están angustiados o deprimidos, al soportarnos unos a otros, al perdonarnos mutuamente, al cumplir nuestras obligaciones cotidianas, hacemos presente a Dios. De igual forma, al ofrecer nuestras enfermedades y dolencias, nuestras preocupaciones y angustias, al sacrificarnos por los demás, nos unimos a la pasión de Jesucristo. Expuso que la Cuaresma y la Semana Santa nos invitan a acercarnos más a Dios, pero muchas veces después de Pascua tenemos la tentación de bajar la guardia y pidió a los feligreses que no la bajen, que sean creativos y se mantengan en oración. En su mensaje se refirió a un tema muy importante que es la violencia familiar que se pudiera dar en los hogares durante este confinamiento y convivencia forzosa. Afirmó que este es un peligro grave que debemos prever y tratar de evitar.
“Que en sus hogares no haya gritos, ni insultos, ni faltas de respeto, eviten toda forma de violencia verbal, emocional y sobre todo física. La violencia entre la pareja puede afectar mucho a los hijos”, indicó.
Señaló que en este día en el que Cristo instituyó la Eucarística y el Sacerdocio pidió apoyar a sacerdotes, sacristanes y personal de cocina; también que el centro de acopio de bienes para ayudar a las familias y personas más vulnerables, cuando la crisis se agudice. Expuso que en este día Jesús llama a seguir compartiendo nuestro pan y nuestros bienes con los demás y sirviendo con generosidad y humildad a los hermanos, como Él lo hizo, al lavar los pies de sus apóstoles y al partir el pan para ellos. Cabe señalar que la santa misa de este Jueves Santo llegó a los hogares a través de redes sociales en la página de la Diócesis de La Paz.
Comparte