Colectivos de búsqueda han localizado más de 50 fosas clandestinas en BCS

Colectivos de búsqueda han localizado más de 50 fosas clandestinas en BCS

Al cierre de esta edición el estado de Baja California Sur tiene alrededor de  456 personas desaparecidas desde el 2021. Ante la indiferencia del Estado y los escasos resultados por parte de las autoridades ministeriales para encontrar a las víctimas, nueve  colectivos de búsqueda han retomado esta actividad  y han hecho visible el problema de la desaparición forzada de personas en la entidad .

Cargados con picos, palas y varillas  pero también de rabia y coraje, debido a la impunidad y falta de prevención en el Estado, los buscadores  abren la tierra con la esperanza de vivir el anhelado reencuentro con sus familiares desaparecidos, desenterrando  el horror que se vive en Baja California Sur.

Recientemente un mensaje en la página de Facebook del colectivo  Búsqueda x La Paz, les avisó de manera anónima que a espaldas del cerro de Calafia, había restos humanos; el colectivo organizó un grupo de prospección para acudir a la zona a realizar el rastreo. Vestidos con pantalón de mezclilla , gorra y pañuelos, se prepararon para buscar a sus familiares en medio de la nada, salieron  a cavar la tierra para recuperar lo que un día les fue arrebatado.

El equipo de CPS Noticias realizó el acompañamiento. Para llegar al lugar fue necesario recorrer en carro un tramo de terracería, donde luego de algunos kilómetros nos estacionamos porque se acabó el camino; el colectivo se trasladó alrededor de 2 kilómetros a pie. La jornada fue lenta y agotadora, pero a pesar de las altas temperaturas, los buscadores continuaron hasta  localizar del  otro lado del cerro un cráneo humano e iniciaron la búsqueda a los alrededores.

“Nos mandaron las coordenadas de la ubicación y vinimos con el grupo de prospección del colectivo junto con el licenciado de la Comisión Estatal de Búsqueda; realizamos la jornada de prospección, y sí dimos con la osamenta humana, localizamos primero el cráneo, restos óseos, junto con vestimenta y calzado; pensamos que son de la misma persona”, así lo externó, Gabriel Manríquez ,del colectivo de Búsqueda x La Paz.

Días antes fueron ubicadas 14 fosas clandestinas en Ciudad Constitución, de las cuales 8 han sido procesadas, sumando 10 los cadáveres en ese predio; así mismo el 21 de noviembre del año pasado se tuvo una búsqueda positiva de 22 osamentas en San José del Cabo en el arroyo El Salto, localizando  4  crematorios clandestinos.

Cada día de jornada se convierte en lo que los buscadores definen como un día de terror y de esperanza; de sufrimiento, pero de ánimo; de lucha y esfuerzo, porque se presentan como guerreros dispuestos a todo, aun sabiendo que en cada  búsqueda corren riesgos ya sea por las mismas condiciones del terreno o por el peligro de ser atacados por  mismo sistema delictivo que les arrebató a sus familiares.

La necesidad de ver el cuerpo o restos identificables antes de aceptar que la persona desaparecida está muerta los lleva cada domingo a realizar jornadas de búsqueda , aguardan, abrazando la esperanza de que su allegado vuelva a casa.

 En Baja California Sur existen alrededor de 1,500 carpetas de investigación  a las cuales no se les ha dado el seguimiento correspondiente, sin contar aquellas que han quedado olvidadas,  entre las cuales se  encuentran casos de hijos  a los que se les arrebató el derecho de crecer con sus padres, madres que fueron privadas de la posibilidad de ver crecer a sus hijos mismos que  fueron arrastrados a la orfandad por un feminicida.

A pesar de que estas carpetas contienen muchos fundamentos, las investigaciones emprendidas por las autoridades ministeriales son escasas o nulas, ante esta situación los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas , ahogados en desesperación exigen que se ponga un freno a la impunidad y solicitan que el Estado garantice los derechos civiles a la libertad e integridad personal, demandando  justicia para sus familiares desaparecidos: padres, madres, hijos e hijas…miembros insustituibles de cada familia sudcaliforniana

 

Los comentarios están cerrados.