Lozoya omite fechas y origen de sobornos

Emilio Lozoya emitió su declaración final en la cual acusó a Ricardo Anaya de haber recibido 6 millones 800 mil pesos por aprobar la reforma energética, sin embargo no dio a conocer fechas sobre los pagos, tampoco la procedencia del dinero ni el cómo se entregó.

 

Testimonio de Lozoya

Lozoya declaró que entre 2013 y 2014 habló al menos en tres ocasiones con Anaya sobre el pago que se le daría por aprobar la reforma energética. Sin embargo, a pesar de ser la información más relevante de la denuncia, no precisó la fecha exacta en que ocurrieron los encuentros ni con Anaya ni con Videgaray, este último supuestamente fue quien dio la orden para transferir los recursos.

El exdirector de Pemex dijo que el primer encuentro con Anaya se dio “aproximadamente en el mes de octubre de 2013” en las oficinas de la dirección General de Petróleos Mexicanos, y añadió que iba solo y sin acompañantes:

“Ese día yo sabía que Ricardo Anaya me iba a pedir dinero ya que él se había enterado de que se había acordado dar dinero a los senadores del PAN para aprobar la reforma energética, y mencionó que él también necesitaba apoyo y recursos para materializar sus aspiraciones políticas, refiriéndose a apoyos y recursos económicos”.

Lozoya aseguró que fue Anaya quien le dijo que había sido Luis Videgaray quien le había prometido la cantidad de 6 millones 800 mil pesos a cambio de emitir su voto a favor de la reforma energética además de impulsar las reformas secundarias.

Y sin dar fecha ni lugar, Lozoya aseguró que en una reunión que tuvo con Videgaray, este le dijo que se le daría un “apoyo económico” al panista.

El único encuentro en el que brindó una fecha precisa fue el 5 de febrero de 2014; durante la conmemoración de la promulgación de la Constitución en Querétaro, Anaya le dijo que:

“Estaba pendiente de la recepción de los apoyos acordados con Luis Videgaray”.

Finalmente habló sobre dos encuentros más de los cuales no precisó día o semana aproximada: uno con Videgaray en las oficinas de Julio Verne en Polanco, y otro con Anaya en las oficinas de Pemex.

 

La audiencia clave

Este lunes se llevará a cabo la audiencia convocada por el juez del Reclusorio Norte, Gustavo Aquiles Villaseñor, que se realizará por videoconferencia.

Los fiscales fueron quienes informaron al juez que Anaya se encuentra en Texas desde julio, por lo que advirtió al excandidato que debía conectarse desde la Ciudad de México.

Según ciertas autoridades federales, la FGR prevé dos posibilidades, ambas resultarían en cárcel para Anaya:

  • Por un lado, si Anaya no cumple con el requisito de conectarse desde la capital, se solicitará al juez una orden de aprehensión en su contra.
  • Por otro lado, si se realiza una audiencia inicial y se comienza el proceso contra el excandidato, los fiscales solicitarán prisión preventiva.

Por lo que esta audiencia inicial resultará sustancial para Ricardo Anaya, pues su defensa podrá exhibir sus argumentos iniciales para desvirtuar la imputación inicial hecha por la FGR; la decisión estará a cargo el juez Aquiles Villaseñor.

Los comentarios están cerrados.