Impulsarán el manejo de residuos sólidos desde el Congreso del Estado

El diputado local, Rigoberto Mares Aguilar, presentó una iniciativa para reformar la Ley estatal de equilibrio ecológico y protección del ambiente, esto con el objetivo de fomentar entre los ciudadanos la cultura de reciclaje y que los gobiernos municipales hagan un manejo adecuado de los residuos sólidos.

En Baja California Sur se generan 466 mil toneladas de basura al año, Los Cabos y La Paz tienen el mayor porcentaje, con el 44 por ciento y 38 por ciento, mientras que Comondú, Mulegé y Loreto, en conjunto producen alrededor del 17 por ciento de los residuos.

“Esta iniciativa tiene como objetivo generar una mayor cultura de la separación de los residuos sólidos, el que los gobiernos puedan tener la posibilidad incluso de generar incentivos fiscales para aquellas empresas y personas que contribuyan en la separación de su basura”, precisó. 

El legislador panista destacó que es responsabilidad de todos aportar al cuidado del medio ambiente. Fue reiterativo en lo necesario que es impulsar la cultura de separación de residuos, empezando por los hogares sudcalifornianos y que vayan acompañados de acciones de gobierno, pues dijo que no servirá de nada el esfuerzo de los ciudadanos si en el basurero no hay manejo adecuado de los desechos.

En este tenor, señaló que a los gobiernos municipales les falta actuar de forma más concreta, con estrategia y capacidad administrativa de los recursos que se tienen para atender esta situación, que como pasó con el incendio del relleno sanitario, se convirtió en un problema de salud.

“Hasta ahorita no hemos visto una ruta que se haya planteado con claridad por parte de la administración municipal, hay algunos anuncios de que se compran dos o tres camiones pero en general no hemos visto una acción más fuerte, más estratégica en este sentido. Y a mí me parece que es un problema importante sin duda”, declaró. 

Entre las propuestas están, la separación de basura en cuatro fracciones, orgánicos, inorgánicos reciclables, inorgánicos no reciclables y de manejo especial o voluminosos, tal como lo hacen en la Ciudad de México.

Los comentarios están cerrados.