La vida de Maricruz se extingue ante la falta de un hígado

La falta de una cultura de donación de órganos, tiene a Maricruz Becerra Avendaño, habitante de Tierra y Libertad, sumida en la desesperación de ver que requiere de un trasplante de hígado y su vida se extingue ante la desesperanza de una larga lista de espera y es que personas como ella requieren también de este órgano, pide el auxilio de la comunidad, no quiere dejar a sus 2 hijos solos, mismos que le lloran de saber que pueden perderla en menos de 3 años.

Con su cuerpo débil y cansado, su mirada asustada, el deseo de llorar de impotencia y con la voz entrecortada y agitada, Maricruz, señala que hace 9 meses, le detectaron cirrosis biliar primaria, enfermedad que además de afectarle el hígado en tan poco tiempo ha comprometido otros órganos, además de que su piel y sus ojos se pusieron amarillos.

Maricruz con 50 años de edad comenta que hace un año y medio todavía llevaba una vida normal, trabajando en el área de limpieza de obras, sin embargo, su estado de salud fue deteriorando y ahora tiene que comer muy sano y estar en reposo.

“Personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) me dijo que me pondría en lista de espera, pero sé que antes de mi hay muchos más que requieren de un trasplante y temó que para cuando llegue mi turno ya sea demasiado tarde, los médicos me dan 2 a 3 años, por lo que me urge un hígado porque esta enfermedad me está acabando poco a poco”.

Aseveró que hay personas con padecimientos terminales que podrían donar sus órganos antes de morir y dar esperanza de vida, sobre todo cuando la persona se aferra a la vida, pidió el apoyo de la sociedad para que la entiendan y la apoyen y es que, el ver a sus hijos llorar la llenan de desesperación, por lo que pide auxilio.

“Hay personas que tiene enfermedades serias y que ya no se puede hacer nada por ellos, así que podrían donar sus órganos, eso es lo que pido… quisiera que alguien me diera la oportunidad de seguir viviendo, se lo agradecería con toda el alma”.

Los comentarios están cerrados.