Más desechos, menor calidad de vida

El incremento de desechos sólidos que existe actualmente y que se proyecta a futuro afecta la calidad de vida a nivel mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe “Niños y vertederos de desechos electrónicos” explica la necesidad de adoptar urgentemente medidas eficaces de cumplimiento obligatorio para proteger el bienestar de millones de niños, adolescentes y embarazadas, cuya salud está en riesgo debido al desecho irresponsable de dispositivos electrónicos.

 

Proyecciones a futuro en cifras

La OMS informa que 12,9 millones de mujeres embarazadas trabajan en el sector no regulado de los desechos tóxicos, lo cual pone en riesgo la salud del feto. Más de 18 millones de niños y adolescentes también laboran en sectores industriales no regulados, expuestos a sustancias químicas altamente nocivas como el plomo y el mercurio, que afectan a su desarrollo intelectual. El Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, asegura que los volúmenes crecientes de desechos están provocando lo que se conoce como un tsunami de residuos electrónicos que pone en riesgo la vida de las personas en el mundo.

Por su parte, el Banco Mundial a través de su informe “Los desechos 2.0: Un panorama mundial de la gestión de desechos sólidos hasta 2050” asevera que los desechos a escala global aumentarán un 70% para 2050 si no se toman medidas de manera urgente. Se prevé que, dentro de 30 años, la producción de desechos se incrementará de manera sostenida debido al crecimiento de la población y la consecuente urbanización (pasará de 2010 millones de toneladas a 3400 millones de toneladas anuales).

 

Impacto residual entre países desarrollados y subdesarrollados

El Banco Mundial considera que los países con mayores ingresos generan más de un tercio de los desechos del mundo, lo cual representa un 34%, mientras que las regiones con menos recursos generan más de un 20% de desechos sólidos. Asimismo, se estima que para 2050 en las regiones africanas se triplique la cantidad de desechos generados actualmente.

Por su parte, el Banco Mundial asegura que la mala gestión de los desechos sólidos en los países más pobres está deteriorando, considerablemente, la salud de sus habitantes y el entorno en el que viven. Las prácticas de reciclaje, reutilización de recursos y compostaje en estos países son casi nulas, alcanzando apenas un 4% del tratamiento de los desechos que generan.

 

Sostenibilidad para un futuro mejor

La sostenibilidad plantea un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin perjudicar el bienestar de futuras generaciones. Las tres aristas más emblemáticas que englobala sostenibilidad son las siguientes:

  • el crecimiento económico
  • el cuidado del medioambiente
  • el bienestar social.

Si se busca el equilibrio de los tres grandes aspectos que engloba la sostenibilidad, puede reducirse significativamente la generación de residuos y contribuir al bienestar de todo el planeta. Una manera de aminorar los desechos es la reutilización de objetos. Si un elemento se rompe, puede arreglarse fácilmente con productos sencillos y al alcance de todos los bolsillos como pegamentos resistentes e instantáneos o si se recicla, como lo hacían las generaciones pasadas.

En definitiva, debido a que la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial alertan sobre el rápido incremento de desechos que afecta la salud de los seres vivos en el mundo entero, es imperativo tomar medidas fehacientes acerca de la generación de residuos a escala global para preservar el bienestar y la vida en el planeta.

Los comentarios están cerrados.