Me voy porque no soy corrupto: exjefe de Inspección Fiscal

En referencia a su despido por supuesta insubordinación como lo informó el Ayuntamiento de Los Cabos mediante boletín, Mario Celaya, exjefe de Inspección Fiscal, afirma que las declaraciones de la administración son mentira pues renunció por no querer participar en actos de corrupción.

El exjefe de inspección fiscal Mario Celaya compartió con CPS Noticias que el pasado lunes 28 de marzo fue citado a la sala de juntas de presidencia en dónde el tesorero municipal Jonathan Vargas, el director de ingresos Miguel Cedeño, la contralora Lorena Berber, y la licenciada Monse Marrón, directora de Recursos Humanos, le notificaron de un proceso de carácter administrativo el cual lo separaba de su cargo de forma inmediata.

Enfatizó que durante la reunión se le notificó que sería sometido a un enroque por lo que estaría a disposición de Recursos Humanos hecho al que se negó completamente pues no es más que un conflicto de intereses.

“El tema en mención y para que no haya ni palabras que yo no digo, desde el principio de la administración se tuvo mucha fricción de carácter soberbio y arrogante de parte del tesorero Jonathan Vargas.

“Se me solicitaban cosas y yo no accedía, claro que no iba a acceder a corrupción, a malas decisiones y tonterías, se hace de manera expresa sus decisiones, para con el Director de Ingresos que no ha querido más que separarme el cargo desde que empezó la administración”.

Mario Celaya destacó que ningún trabajo, cargo público o lugar en el ayuntamiento puede estar por encima de la dignidad humana y dijo:

“Prefiero separarme del yugo de estos lacayos qué es el tesorero y el director de ingresos, empresarios corruptos denigrantes que seguir siendo parte de”.

Finalmente Celaya agradeció las muestras de apoyo de la población, sin embargo reitero que como en todo lugar el que tiene más poder es el que manda.

Los comentarios están cerrados.