Retornará a México pila bautismal del siglo XVIII

Una pila bautismal del siglo XVIII y un aspersor de agua bendita, ubicados en Tucson, perteneciente al Templo de la Purísima Concepción de Caborca, Sonora, será devuelta a México por parte de la Sociedad Histórica de Arizona, informó hoy la Secretaría de Cultura.

A través de un comunicado, la dependencia explicó que la pila corresponde a una pieza bautismal fabricada en el siglo XVIII, forjada en cobre, ovalada, con diseño multilobulado en floriforme, está grabada y pintada a mano en rojo y blanco, con motivos diversos de pétalos verdes y naranjas; contiene una tapa y un cerrojo de hierro remachado en forma de lágrima, cuyo uso principal se dio en el siglo XIX, como receptáculo de agua bendita en la antigua Misión de Caborca.

El segundo bien cultural, complemento de la pila, es un aspersor de agua bendita, fabricado en cobre en el siglo XIX, con un asa para facilitar su uso dentro de las actividades que realizaban los clérigos; también fue labrado a mano.

De acuerdo con Cultura, la devolución forma parte de un convenio de colaboración con la Sociedad Histórica de Arizona, que también incluye acciones comunes como el préstamo de objetos culturales de importancia histórica.

El protocolo de la firma se realizó en el Templo de la Purísima Concepción, en Nogales, Sonora, con la participación del director ejecutivo de la Sociedad Histórica de Arizona, James Burn; del primer obispo de la Diócesis de Nogales, monseñor

José Leopoldo González González, así como de autoridades del INAH. Las piezas serán exhibidas en el Templo.

“El retorno de esta pieza, corrige un error, la pila pertenece y debe estar en Caborca, por ser una pieza clave dentro de sus significados como misión”, dijo Burn.

Foto: Secretaría de Cultura

Los comentarios están cerrados.