Convención minera en contra de la nacionalización del litio 

El estado ha enviado a la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma eléctrica que busca fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, en esta contempla la nacionalización del litio y otros minerales estratégicos para la transición energética del país.

El sector minero en México ha actuado con mucha cautela ante las reformas que se proponen en la emergente industria del litio, un intento por evitar la confrontación con el ejecutivo.

Los actores de la industria minera están desplegando esfuerzos de manera discreta, pero sus reacciones son obvias ante las propuestas del partido oficialista de Morena que plantea eliminar el sistema de concesiones de litio y dejar bajo control estatal la producción y exploración del metal.

 

Te puede interesar: ¿Qué implica la nacionalización del litio en México?

 

La Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM), advirtió que las reformas planteadas para el litio obstaculizarán el desarrollo del sector minero.

Fue hoy durante la ceremonia de inauguración de la XXXIV Convención Internacional de Minería celebrada en Acapulco, Guerrero, que el presidente de AIMMGM, Sergio Almazán Esqueda reprochó la desaparición de la subsecretaría de Minas, la disolución del Fondo Minero el no otorgamiento de concesiones mineras, y la posibilidad de que las reservas de litio sean exclusivas para el Estado en la transición energética:

“Está afectando la competitividad, el empleo y las inversiones en el sector minero de México”.

Convención minera

Esqueda subrayó que toda la industria minera está convencida en mantener el diálogo abierto, que este no está cerrado, pero lamentó que los resultados no han llegado a un mutuo acuerdo, pero sí a un mismo punto; ambos, autoridades y profesionistas de la minería reconocen la importancia de la minería en México y su valor económico.

“Como nosotros, nuestras autoridades reconocen la importancia de la minería para México; el valor económico que tiene -por supuesto-, pero también el valor histórico e idiosincrático que conlleva una de las industrias más antiguas y representativas del país”..

“Hablar de minería es también hablar de nuestro presente, de los más de 400 mil trabajadores directos y 2 millones de indirectos, que día con día nos esforzamos por poner en alto el nombre del sector; es hablar de una de las industrias más esenciales no sólo para México sino para el mundo.

El punto de inicio de casi todo lo que nos rodea, indispensable para el suministro de medicamentos, utensilios y equipo médico; para la generación, transporte y generación de energía, para la elaboración de electrodomésticos y un sinfín de productos que necesitamos para gozar de salud, desarrollo y bienestar cada día”.

Sergio Almazán refirió que hay voces que se escuchan actualmente en contra de la minera que manifiestan preocupación por los temas medioambientales, las condiciones laborales  y las relaciones con las comunidades que -dijo- son en “la mayoría desinformadas y algunas legítimas”.

Por lo que consideró que se deben proponer soluciones para un mundo más sostenible, desafíos como la transición energética, energías limpias y tecnologías eficientes requieren de minerales y metales para alcanzar la meta.

También señaló que la industria en México se ha esforzado por ser responsable, ejemplar y moderna, pero recalcó “aún queda camino por recorrer”.

Sostuvo que uno de los objetivos en el sector minero es impulsar el desarrollo del país contribuyendo con las comunidades, así cómo tener responsabilidad ambiental y convivir armónicamente con otras actividades económicas.

En la jornada de la convención minera que concluirá trabajos el próximo viernes, se estiman mesas de trabajo con especialistas y paneles de discusión. Se espera la asistencia de más de seis mil asistentes y 262 empresas.

Se entregarán reconocimientos a los profesionales más destacados en las áreas de la minería, metalurgia y geología, así como a empresas mineras.

Los comentarios están cerrados.