Hogares en la miseria, abono para la violencia y abuso en casa

Hay familias de 5 integrantes que viven en una sola habitación y en medio del hacinamiento, lo que propicia serios problemas sociales.

Yolanda Razo Abundis, rectora de la Universidad del Golfo de California (UGC) dio a conocer que unos de los factores adversos que trajo la pandemia y el aislamiento, fueron las tendencias suicidas, los abusos y la violencia dentro del seno familiar, situaciones derivadas por las condiciones reducidas y el hacinamiento en el que viven muchas personas y que desde luego detonaron estos serios problemas en el municipio.

Explicó que durante la pandemia, los jóvenes universitarios llevaron a cabo acciones de responsabilidad social, al realizar trabajo comunitario en las colonias populares, mismas que se desarrollaron en línea y que ahora en esta nueva normalidad, ya son presenciales, ofreciendo asesorías en sicología, en temas legales, pedagógicos, entre otros, el objetivo descubrir las áreas de oportunidad para apoyar a las personas salir adelante.

“Sí hacemos un análisis de la situación, la población que tiene una casa con 2 o 3 habitaciones, puede disminuir el riesgo de abuso, pero en una sola habitación en el que viven 5 personas, imagínate a lo que están expuestos tanto los niños, adolescentes y propias mujeres”. 

Puntualizó que los alumnos cuando visitan las colonias encuentran espacios nada ideales para el desarrollo integral de las familias: condiciones que abonan a la problemática, además de adicionarle la falta de energía eléctrica, agua, drenaje, transporte, hechos que por 2 años de pandemia abonaron para que las cosas se complicaran

Destacó que es momento de estar con los jóvenes, cerca de ellos y trabajar la parte psicosocial, escucharlos, conocer lo qué están haciendo, que ven en redes sociales ya que de la pandemia pudimos detectar cosas muy negativas que pueden ser áreas de oportunidad a trabajar y de esta manera contribuir con la comunidad.

 

Los comentarios están cerrados.