Mujeres privadas de la libertad trabajan el arte como terapia

Mujeres privadas de la libertad trabajan el arte como terapia
  • Buscan fomentar su sano desarrollo para una óptima reinserción social
“El arte es una forma de expresión, una alternativa para desahogar sentimientos por lo que su utilización en el ámbito penitenciario resulta ser eficiente como terapia para el control de emociones” indicó Andrés Martínez Chávez, titular del Centro Penitenciario de La Paz, al dar a conocer que mujeres privadas de la libertad participaron en el taller de Arteterapia, llevado a cabo por el Instituto Sudcaliforniano de la Mujer. El director del penal, explicó que esta actividad trajo consigo cuatro ponencias en las que se hablaron sobre las bondades de la arteterapia, al ayudar a las personas a explorar su pensar y sentir de manera única, así como un medio de comunicarse con los demás, herramienta útil para quienes presentan dificultades para externar sus sentimientos. “La terapia del arte, hace que las personas vean sus problemas desde otra perspectiva y al plasmar sus emociones, estamos logrando que reciban tratamiento psicológico, algo que de manera formal podría ser difícil de tratar para ciertas personas, lo que se traduce en una mejor capacidad de atención para la población penitenciaria” indicó. Asimismo, destacó que a través de estas actividades las mujeres internas pudieron expresarse a través de pinturas y artesanías plasmadas con lápices de colores, dibujos, manualidades entre otras artesanías. Finalmente, Martínez Chávez agradeció la colaboración del Instituto Sudcaliforniano de la Mujer, con quienes mencionó han trabajado de la mano para desarrollar programas de prevención y atención a la mujer, ofreciendo una gran variedad de actividades que permiten un progreso pleno y armonioso para quienes se encuentran cumpliendo una sentencia al interior de este penal.
Comparte