Niega gobierno de Ecuador ocultar cifras de muertos por COVID-19

Niega gobierno de Ecuador ocultar cifras de muertos por COVID-19
(Notimex).- Jorge Wated, presidente de BanEcuador, reconoció este miércoles en conferencia de prensa que en el país ha habido dificultades con los servicios funerarios, pero negó que las autoridades estén ocultando información sobre las personas fallecidas. Hasta el momento han muerto 98 personas por el COVID-19 en Ecuador, especificó el funcionario en un mensaje difundido por la Secretaría General de Comunicación, a unas horas de que la prensa local reportó que la situación en Guayaquil llevó a familiares de víctimas mortales a dejar los ataúdes de sus deudos en las calles, en espera de atención de emergencia. El titular de BanEcuador aseguró que el gobierno ordenó a funerarias y camposantos aumentar sus horarios de servicio para hacer frente a las consecuencias de la pandemia.
“La Fuerza de Tarea Conjunta trabaja entre el sector privado y público, apoyada de las fuerzas armadas, 911, Comisión de Tránsito del Ecuador y Policía Nacional. Todos sumados para poder lograr la efectividad de logística y atención”, subrayó Wated.
Además, Wated enfatizó que el certificado de defunción es el único documento que autoriza la inhumación de fallecidos. Los cadáveres están siendo recogidos para asignarles de manera inmediata un espacio de sepultura en el cementerio público, dijo.
“Estamos trabajando para que cada persona sea sepultada con dignidad en espacios unipersonales y diciendo siempre la verdad”, aseguró, para luego anunciar que el personal médico ecuatoriano estima que la pandemia de coronavirus podría provocar el fallecimiento de 3 mil 500 personas sólo en la provincia del Guayas, cuya capital es Guayaquil.
El gobierno está trabajando para evitar que se alcance esa cifra, apuntó Wated, pero señaló que el éxito de las estrategias de salud depende también de la colaboración ciudadana para evitar que aumenten los contagios. Esta mañana, el presidente Lenín Moreno agradeció al titular de BanEcuador por sus esfuerzos para garantizar el entierro digno de las víctimas mortales del coronavirus en el país. Sin embargo, ciudadanos denunciaron falta de eficiencia en los servicios funerarios de Guayaquil y el expresidente Rafael Correa acusó que la actual administración ha actuado con negligencia, improvisación e irresponsabilidad.
Comparte