Niegan el acceso a cubanos durante presunta “protesta” en el Vaticano

Este domingo se viralizó una presunta protesta en Twitter de cubanos a las afueras de la Plaza San Pedro, en el Vaticano, para denunciar "la violencia que ha dejado el régimen de Castro en el país."

Este domingo 24 de octubre, se viralizó en Twitter una presunta protesta del pueblo cubano frente a la entrada de la Plaza San Pedro en el Vaticano, cuyo propósito era visibilizar de una manera pacifica, la situación actual que “enfrenta Cuba por el régimen castrista”.

Algunos internautas denunciaron discriminación por parte de las autoridades vaticanas, argumentando que reprimían su libertad de expresión, al negarles el acceso a todos aquellos cuya intención fuese manifestarse en contra de la dictadura de Castro.

Además de retirarles carteles y banderas a quienes los portaban. Como el polémico video en donde se muestra a un joven vestido de blanco, que se encontraba rezando de rodillas, mientras portaba frente a su pecho la bandera de Cuba, cuando fue interceptado por las autoridades, quienes le confiscaron la bandera y lo detuvieron, esto, durante la misa de Ángelus, que ofició el papa Francisco este domingo.

Expresaron que las autoridades permitieron el ingreso a 50 personas, con la condición de que no podrían pasar con consignas, banderas, ni carteles.

“Cientos de cubanos manifestándose frente a la sede del Vaticano, tirados en el piso simbolizando la violencia de la dictadura cubana, en referencia a los miles de desaparecidos, asesinados y torturados por el régimen. Unas imágenes para la historia que deben recorrer el mundo,” se puede leer en uno de los tuits de un activista.

Por otra parte, el periodista de Journalist, Orlando Avedaño, que estuvo presente documentando lo que sucedía, publicó un video en Twitter describiendo que las autoridades negaban el acceso a los cubanos que pedían libertad dentro de la Plaza de San Pedro, además de que había activistas que acusaban al Vaticano de tener complicidad con los Castro.

Según el portal Cubanet, unas de las frases que pudieron escucharse durante este acontecimiento, fue el clamor de las personas que aseguraban no ser terroristas, ni mucho menos haber recibido una paga, más bien, que todos eran hijos de Dios y que solo buscaban justicia.

Si bien los internautas expresan que la reacción de las autoridades no fue la adecuada en este acontecimiento que era algo pacifico, recalcan que tienen fundamento para realizarlas, pues tras las protestas realizadas el 11 de julio, aún hay más de 500 activistas, que continúan en la cárcel por ejercer sus derechos, otros más se encuentran desaparecidos y miles fueron asesinados y torturados por “el régimen”.

Los comentarios están cerrados.