Los niños son más propensos a dar información a extorsionadores

Hay personas que aprovechan la inocencia y falta de conocimientos que tienen algunos niños para obtener datos personales, los cuales son utilizados para cometer extorsiones o diversos delitos cibernéticos, de ahí la importancia de educar a los infantes sobre el manejo de información en dispositivos móviles.

Al respecto, el titular de la Dirección de Prevención del Delito de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Pedro Enrique Alba Susarrey, destacó que en la actualidad los padres de familia dan con mucha facilidad aparatos electrónicos a los niños dejándolos a merced de malhechores que se encuentran en redes sociales o realizan extorsiones telefónicas.

En este contexto, dijo que la mejor recomendación es enseñar a los menores de edad a contestar el teléfono, cuidar su información personal y la de sus familiares, y supervisar sus actividades cuando están en línea.

“Un niño puede ser blanco fácil al contestar el teléfono, pongo un claro ejemplo, si alguien le marca y le dice -Soy tu tío-. Él sigue la conversación, -¿Mi tío Raúl?-, -Sí, soy tu tío Raúl, ¿tu mamá no está?-, -No, salió a trabajar, está en tal parte y mi papá en tal parte-, -Oye sobrino, quisiera ir a visitarlos pero no me acuerdo donde viven-, -Seguimos viviendo en la casa de dos pisos-, -Oye, ¿me puedes pasar el número de tu mamá porque se me perdió?- Se lo da y esta persona llama a la mamá”, explicó.

Es de esta forma que los delincuentes amenazan a los padres de familia haciéndoles creer que están bajo vigilancia, que secuestraron a sus hijos o que saben todo de ellos.

Finalmente, agregó que las víctimas de extorsión no suelen detectar que la fuga de información vino de sus hijos debido a la falta de comunicación que hay al interior de las familias, e insistió en lo relevante que es crear vínculos de confianza para evitar este tipo de situaciones.

Los comentarios están cerrados.