Abner, la historia del niño que salvó a una tortuga marina

Niño salva a tortuga marina

El pequeño de apenas 7 años tuvo la oportunidad de conocer programa de protección a la Tortuga Marina en Los Cabos y no dudó en aplicar lo aprendido y convertirse en ejemplo para todos, citó Graciela Tiburcio 

 

La bióloga Graciela Tiburcio Pintos, la titular de la Red para la Protección de la Tortuga Marina, compartió la historia de Abner Zarabia, el niño que vino del mar.

Esta es la historia de Gabriel Abner Zarabia Camacho un inquieto niño de apenas 7 años, que es oriundo de Puerto San Carlos, ubicado dentro de la hermosa Bahía Magdalena en Baja California Sur, él es hijo de un pescador y siempre ha estado en contacto con el mar. Con tan poquitos años, me dio una gran lección además me devuelve la esperanza de que este mundo será mejor algún día, reiteró.

El 8 de diciembre 2020 Abner y su familia visitaron San José del Cabo con la ilusión de poder ver tortuguitas marinas, tuvieron mucha suerte, pues ya era final de temporada y les tocaron las últimas liberaciones.

Abner se mostró muy interesado, preguntó mucho y quedó impresionado cuando le dije que solo 1 de cada 1000 tortuguitas sobreviven.

El día 5 de marzo del 2021, recibí un WhatsApp, donde me mandaba fotos y un video, que me dejó con la boca abierta y me cuenta una historia de la cual no daba crédito. 

Abner, me cuenta que el día viernes 5 de marzo, salió a pasear en lancha con su mamá, hermana y amiguitos. Durante el paseo el capitán de la embarcación Daniel Parra Meza y Abner se percataron que había una red, la cual tenía mucho movimiento, al acercarse se dieron cuenta que había una tortuga marina enredada, debatiéndose entre la vida y la muerte, pues no podía salir a respirar.

Abner le pidió al capitán (Daniel Parra) que lo ayudara a sacarla y le explicó que era un animal en peligro de extinción y que solo 1 de cada 1000 bebés lograban sobrevivir. Con dificultades la sacaron de la red, ahora lo que seguía era soltarla, ya que no se la podían comer, Abner les explicó a todos que esa costumbre ya no la pueden seguir, que todos tienen que ayudar cuidando a las tortugas marinas.

Conocedor de la zona, el capitán optó por liberarla en otra área donde la tortuga no encontraría más redes. Le desearon suerte con la esperanza de que algún día regresará a una playa a poner sus huevos y nacerán crías.

“Quiero agradecer y dar mi reconocimiento a Gabriel Abner Zarabia Camacho y Daniel Parra Meza por salvar a esa tortuga marina y convertirse en un ejemplo a seguir para todos”, concluyó su relato Graciela Tiburcio Pintos.

Comparte